viernes, 31 de diciembre de 2010

"Yo me comprometo a redoblar el esfuerzo, a quitarle horas a mi descanso y mi sueño como hacía él"


Con motivo de la celebración de la Fiesta del Año Nuevo, la presidenta Cristina Fernández emitió un mensaje a través de la Cadena Nacional de Radio y Televisión, en el que rindió homenaje "a todos los argentinos que participan del esfuerzo colectivo" de hacer crecer a la Nación.

En su alocución, la Jefa de Estado sostuvo que el país concluye un año "excepcional" en materia institucional, dado que "culminan sus primeros 200 años" con "el período de crecimiento económico y de inclusión social más importante de toda su historia".
En ese sentido, destacó que el país cuenta hoy con récord de reservas en el Banco Central, que se observa masivo consumo popular, además de registrarse un crecimiento en el tercer trimestre del año que termina de un 9,1% en la actividad económica, y con una desocupación del 7,4%.

"Es un año en el que hemos vuelto a posicionar a nuestro país en términos institucionales como tal vez nunca en su historia", dijo la Mandataria, y remarcó que este logro se alcanzó "con justicia, memoria y verdad para miles de argentinos". Por eso, se expresó orgullosa de presidir "un país ejemplo en materia de derechos humanos".

"Creo que todo esto que estamos viviendo la argentinos, con este crecimiento inédito, seguramente va a prolongarse y profundizarse en 2011", señaló.

Por eso, Cristina Fernández remarcó su voluntad de "homenajear a los más 40 millones de argentinos que participan de este esfuerzo colectivo", porque "un país no se hace solamente por un presidente o una presidenta, sino que se hace con todos los argentinos, trabajando, esforzándose, tirando todos para el mismo lado".

"Cuando mañana, 31 de diciembre, todos eleven sus copas, yo les pido que piensen mucho en Argentina, en todo lo que hay que seguir trabajando y haciendo para que esta Argentina siga creciendo", convocó la mandataria.

Luego, la Jefa de Estado reconoció que, en el plano personal, 2010 será indefectiblemente recordado por la desaparición física de su esposo, el ex presidente Néstor Kirchner, y por eso también pidió a los argentinos que a la hora de recibir el año nuevo, "en algún momentito, piensen en él, porque él tiene mucho que ver en este país que hoy tenemos todos".

"Yo me comprometo a redoblar el esfuerzo, a quitarle horas a mi descanso y mi sueño como hacía él. El ejemplo de él, de su sacrificio, su voluntad y su esfuerzo es lo que me guía", expresó la Mandataria.

"Quiero desearles a todos los argentinos un muy feliz año nuevo y un mejor 2011, con el esfuerzo de todos, y con el compromiso personal e institucional de esta Presidenta", concluyó la Jefa de Estado.

martes, 21 de diciembre de 2010

La mierda ancestral

Por Santiago Varela *

Macri está en campaña. No es el único, ni es una novedad. Lo novedoso es el método. En la campaña anterior, Mauricio intentaba usar la racionalidad como método de atracción. El se presentaba como un ingeniero acostumbrado a manejar empresas, proponía gerenciar la ciudad y la eficiencia era su caballito de batalla.

Hoy el hombre ya no puede usar estos argumentos. La ciudad es un desastre, todos la sufrimos, y si hubiese sido realmente un gerente, ya lo tendríamos que haber echado por inútil.

Ergo, para esta campaña se torna suicida usar la racionalidad... ¿Qué hace? ¿Qué le aconseja su gurú Durán Barba? Sencillo, usar la irracionalidad, recurrir a las partes más oscuras y más reprimidas de los humanos –los porteños incluidos—. Para eso organiza un plan sencillo. Con la ayuda de algunos punteros, propios y ajenos, y barras bravas, siempre dispuestos a hacer alguna changa, incita a grupos de marginales de bolivianos, paraguayos a tomar tierras públicas bajo la promesa de lograr así obtener una escritura en forma.

Luego aparece la policía –la Metropolitana y la Federal– tratando de poner orden y bala y al mismo tiempo vecinos asustados aceptan que los mismos punteros y barras que los llevaron, ahora colaboren para poner orden y bala, todo bajo el lema temeroso de que los extranjeros nos quieren robar lo nuestro.

Todos sabemos que entre los porteños, para encontrar actitudes racistas y xenófobas, no hace falta rascar mucho... están a flor de piel. Siempre lo estuvieron, desde la época de los cabecitas negras y de la fantasía del asadito en el parquet.

Esto lo sabe Mauricio y sus asesores en comunicación, quienes también saben que los mamíferos suelen ser territoriales y refractarios a todo los que sea de afuera de la manada o de la tribu.

Por eso Cristina afirma que todo esto huele a preparado. Estoy convencido de que a Macri (h) no le importan los muertos, sino el rédito político que de ellos se pueda sacar. Pone la culpa afuera, en los distintos, en los otros, y apela a las más profundas entretelas de nuestro ser, allí donde suele estar la mierda ancestral, que desde hace siglos la cultura está pretendiendo minimizar.

El sabe que nadie se va a expresar públicamente contra los bolivianos o los paraguayos, incluso sabe que él va a ser el centro de las críticas; pero también sabe que estamos en campaña, que los bolivianos y los paraguayos no votan y que los que sí votan lo hacen a través de un acto personal y secreto por el que después no debe dar cuentas a nadie. Y sabe que al que vota se le puede llegar a asustar haciéndole creer que los extranjeros pobres podrán terminar invadiendo el Parque Rivadavia para llenarlo de ranchos y baños al aire libre. Y entonces aparece él, Mauricio, el incorrecto, el incorregible, el que dice lo que nadie dice, para impedirlo y salvar a la ciudad sitiada. Digamos que el hombre se transforma así en una especie de Mr. Músculo de los deseos oscuros y subterráneos de los porteños. Ejemplo de este comportamiento dual entre lo público y lo privado es que nadie lo votó a Menem cuando Menem ganó las elecciones del ’95.

Esta es hoy la apuesta de aquellos para quienes el fin justifica los medios. Todos los medios, incluso los muertos que andan tirando por ahí para que otros se hagan cargo.

domingo, 19 de diciembre de 2010

miércoles, 15 de diciembre de 2010

"Yo quiero decirles que tampoco voy a descansar porque estoy hecha a su medida"



..." quiero decirles a todos que pese a algunos intentos y provocaciones tenemos que estar -sobre todo quienes tienen la responsabilidad institucional de gobernar- con serenidad y responsabilidad, porque la vida de más de 40 millones de argentinos y también la suerte de más de 40 millones de argentinos depende de nosotros y no es quitándole la vida al otro como vamos a mejorar la vida de los argentinos, eso es no creer en Dios, eso es no tener fe.
Yo sé que desde el primer día en que me tocó gobernar la República Argentina comenzaron prolija y puntillosamente a ponerme piedras en el camino, lo sé, también sé que muchos pensaron y seguramente pensarán que no estando él les va a ser más fácil, pero quiero decirles que él desde algún lugar me da la fuerza, por eso fui su compañera por más de 35 años, bancando todo lo que había que bancar al lado de él.
Por eso él me enseñó que los gobernantes deben ponerse al frente de los problemas y no echarle la culpa a los demás, díganme si alguna vez lo escucharon a él quejarse de que no podía ayudarlos o darles una vivienda porque otros se lo impedían, dígame si alguna vez lo vieron desfallecer cuando cansado después de trabajar todo el día seguía incansable militando porque esa fue su vida y por eso murió, porque no descansaba un instante.

Yo quiero decirles que tampoco voy a descansar porque estoy hecha a su medida, quiero decirles con toda la fuerza de mi corazón que es el compromiso de él y de su vida lo que me lleva a afrontar con mayor fortaleza cada una de las provocaciones, cada una de las operaciones de los que ya sabemos quiénes son, porque esto, amigos y compañeros, no es que se desmadró, esto se apadrinó, que es diferente.

Por eso quiero decirles que en el temple y en la fortaleza de lo que aprendimos en estos años, que es con nuestro esfuerzo, que es con nuestra responsabilidad como gobernantes donde tenemos que asegurarle a la gente sus derechos, sin buscar en otros los culpables. ¿Qué hubiera pasado si en el año 2003 cuando llegó al gobierno con un 22% de los votos, 25% de desocupados, unas pocas reservas en el Banco Central, los acreedores externos que no nos dejaban tranquilos porque querían cobrar, lo que pasaba aquí adentro con millones de personas que no tenían derechos ni convenios colectivos? ¿Qué hicimos? Nos arremangamos y nos pusimos a trabajar, que es lo que tiene que hacer todo hombre y toda mujer que tiene una responsabilidad del gobierno.

Será porque la que suscribe no nació en un hogar pudiente, que tuve que trabajar desde muy joven, a los 18 años empecé a trabajar, hice toda mi carrera en la Universidad trabajando, por eso aprendí que en el único lugar donde el éxito está antes que el trabajo es en el diccionario, en todos los otros órdenes de la vida primero hay que trabajar, primero hay que esforzarse para obtener los logros y los resultados en la vida personal y también en lo institucional."

domingo, 12 de diciembre de 2010

El desafío

El ministerio de Seguridad terminará con el insensato autogobierno policial, una de las grandes deudas de la democracia. CFK propicia una salida política para el conflicto social sin ignorar qué fuerzas actuaron para gatillarlo. La convocatoria a quien supo conducir y reformar a las Fuerzas Armadas señala un camino. La seguridad no es incompatible con la ley y los Derechos Humanos, los problemas sociales no tienen solución represiva y no hay espacio para la desetabilización.

Por Horacio Verbitsky

La presencia de una docena de representantes de organizaciones sociales y políticas en el salón de los escritores y pensadores argentinos de la Casa de Gobierno, desde donde señalaron las carencias de la política del gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que condujeron a los gravísimos enfrentamientos entre vecinos en el Parque Indoamericano, ejemplifica en forma inmejorable la definición formulada el viernes por la presidente CFK de que no permitirá una respuesta represiva a un grave conflicto social. Esto obligó incluso al ingeniero Maurizio Macrì a bajar la bandera de la xenofobia y la intransigencia absoluta con los reclamos de los sectores más débiles de la sociedad y presentarse él también acompañado por tres dirigentes de entidades de Paraguay y Bolivia, luego de haber utilizado barras bravas y punteros para azuzar a los vecinos asustados de modo que atacaran a los habitantes de las villas. El acuerdo alcanzado entre ambos gobiernos permitió el empleo de tropas de Gendarmería para perimetrar el espacio del Parque Indoamericano en el que continuarán los ocupantes hasta que se encamine una solución definitiva y el de comandos de Prefectura para patrullar los sublevados barrios vecinos. La creación de un ministerio de Seguridad completa el mensaje: conducción política de las fuerzas de seguridad, con respeto por el orden constitucional y los Derechos Humanos. Como en los preparativos de la masacre de Ezeiza en junio de 1973, la asociación gremial de los trabajadores municipales participó en la movilización de esos civiles armados. Entonces se llamaba UOEM y hoy SUTECBA, pero su conducción sigue estando en manos de Amadeo Nolasco Genta y Patricio Datarmini.Para gatillar el conflicto, centenares de pobres de solemnidad fueron traídos en colectivos y camiones pagados por el esposo de Graciela Camaño desde Tigre, Pilar, Moreno, Malvinas Argentinas y Lomas de Zamora, sin que la estructura política y policial de la provincia de Buenos Aires lo avisara al Poder Ejecutivo. Como en el asedio a la Legislatura porteña en julio de 2004, barrabravas del fútbol vinculados con Macrì intervinieron en el desencadenamiento de la violencia. Como en uno y otro caso, la política y los negocios se cruzaron en forma espuria. El gobierno camporista de 1973 avanzó indefenso hacia su consumación porque no comprendió la deliberada manipulación de lo que sucedía, según los pasos de “La técnica del golpe de Estado”, descrita en 1931 por Curzio Malaparte. El de Néstor Kirchner en 2004 advirtió lo que estaba en juego y se consolidó: impuso un criterio novedoso en la política argentina, por el cual las fuerzas de seguridad no pueden portar armas letales para el control de manifestaciones de protesta social, que deben encaminarse por la vía de la negociación política y la asistencia a las necesidades en juego. El de Cristina enfrenta el desafío a un mes y medio de la muerte de su esposo y líder político y, luego de un grave error inicial, ha respondido con sensibilidad e inteligencia, sin ignorar la intencionalidad de los episodios ocurridos cuando celebraba el tercer aniversario de su mandato y el Día Internacional de los Derechos Humanos. Al mismo tiempo que sus enlaces políticos con Macrì instigaban la violencia, el ex senador Eduardo Duhalde reclamaba desde Estados Unidos la imposición del orden. CFK reiteró la decisión de Kirchner de eludir las respuestas represivas a problemas políticos y sociales y asumió la difícil decisión de terminar con el autogobierno de las fuerzas de seguridad, que no podía prolongarse sin graves riesgos. La creación de un Ministerio de Seguridad y la designación para ocuparlo de quien demostró capacidad y firmeza para conducir y reformar las Fuerzas Armadas llega cuando la conducción civil de las fuerzas de seguridad se había demostrado impostergable y cuando el conflicto en la zona más pobre de la Capital quedó fuera de control. De ahora hasta el miércoles, cuando asuma Nilda Garré, el rostro político y asistencial del Estado deberá desescalarlo. En los términos del sociólogo francés Loïc Wacquant, quien ha estudiado este fenómeno en su país y en Estados Unidos, el regreso del Estado Providencia es la alternativa progresista al Estado Penitencia del neoliberalismo.

La oferta electoral
En el lanzamiento de su candidatura presidencial, Macrì definió con precisión su oferta al electorado. Precedido por su jefe de gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, responsabilizó a la política migratoria del gobierno nacional, que llamó permisiva y descontrolada, y propuso la disyuntiva entre atender las necesidades habitacionales, sanitarias y educativas de los porteños o de los extranjeros. Hijo de un ladrillero italiano que llegó a la Argentina hace apenas 63 años, primer argentino nativo de su familia y casado con otra hija de inmigrantes, Macrì identificó migración con comercio ilegal de sustancias estupefacientes, sin la menor prueba ni mención a los empleados municipales y punteros de su partido involucrados en el episodio. Su afirmación de que la Policía Metropolitana no contaba con el armamento necesario para desalojar el Parque Indoamericano y proteger los barrios vecinos desnuda su concepción mejor que cualquier análisis ideológico. ¿Qué necesitaba su fuerza policial para tratar con los centenares de personas que acamparon allí, atraídas por su ofrecimiento de títulos de propiedad y por las transacciones económicas de sus punteros? ¿Acaso tanques, bazookas, misiles, cazabombarderos? Sus reiteradas alusiones a inmigrantes ilegales son inexactas. La chica boliviana asesinada iba a recibir la semana próxima su DNI. Era una de los centenares de miles de inmigrantes que desde 2003 han regularizado su situación. Pese a ello, la desocupación se redujo, del 23 al 7,5 por ciento, lo cual descalifica la literatura barata sobre su impacto negativo en la situación económica. Sin duda que presionan sobre las necesidades habitacionales, educativas y sanitarias de la Ciudad. Pero el verdadero problema reside en la desinversión decidida por Macrì en esos rubros, con presupuestos declinantes que además se subejecutan. De este modo se introdujo en el debate político la agenda de las derechas de los Estados Unidos y de Europa, versión remixada del Tea Party, de las políticas expulsivas de Berlusconi, Sarkozy y los partidos derechistas de Suecia, Suiza y Holanda, donde se aprobó en plebiscito la posibilidad de expulsar a los inmigrantes que hayan cometido algún delito. La idea, reiterada por Macrì, es que la inmigración constituye un problema de seguridad. Cristina le respondió en un discurso emotivo, que la Argentina no estaba dispuesta a formar parte de ese club de países xenófobos y solicitó a Bolivia las disculpas que Macrì se negó a pedir. El diputado Martín Sabbatella y el secretario general de la CTA, Hugo Yasky visitaron la embajada para comunicar su solidaridad.

La crisis del autogobierno
El contraste con las posiciones del gobierno nacional no puede ser mayor, como destacó recién el viernes el jefe de gabinete Aníbal Fernández: los problemas sociales se resuelven con política, no a palos. Lo hizo por orden expresa de la presidente, luego de dos días en los cuales la Policía Federal actuó librada a sus impulsos, con resultado desastroso. La jueza de la Ciudad María Nazar ordenó el desalojo de lo que llamó “inmueble”, “domicilio” o “finca”, en una muestra transparente de la inadecuación del artículo 181 del código penal a este tipo de acontecimientos masivos que obedecen a complejas causas sociales, económicas y políticas y que, en todo caso, cabrían con mayor pertinencia en las figuras del capítulo II del Código Contravencional porteño sobre uso indebido del espacio público. Pero su directiva al comisario de la seccional 36ª de la Policía Federal ni siquiera mencionó a la Policía Metropolitana, que es la que tiene jurisdicción en casos de contravenciones. La coordinación entre ambas fuerzas para el vergonzoso procedimiento ocurrió sin intervención de las autoridades políticas, que recién tomaron conocimiento de lo sucedido cuando ya habían ocurrido hechos irreparables. El tremendo episodio, a pocas horas de la celebración del Día Internacional de los Derechos Humanos, la participación de punteros del PRO, el discurso xenófobo de Macrì, al mismo tiempo que el matrimonio Duhalde usaba una cátedra académica en Estados Unidos para reclamar una vez más la militarización del conflicto social, configuran un abierto desafío a las políticas centrales del gobierno nacional. El reto consiste en eludir el absurdo dilema entre permitir en forma pasiva cualquier contravención o delito o reprimir en forma letal, provocando daños mayores a los que se pretende evitar, como ocurrió en este caso.

Desde el jardín
En la desolada residencia de Olivos durante la noche del martes y el feriado del miércoles, en la Casa Rosada el jueves y de nuevo en Olivos el viernes hasta la hora de partir para la entrega de los premios a Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, CFK tuvo en vilo a sus principales colaboradores. La presidente urgió la realización de las necropsias de los primeros muertos, para lo cual debió recurrir al presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, porque el Cuerpo Médico Forense remoloneaba sin premura; cotejó los resultados de esos peritajes con las versiones que divulgaban las policías Federal y Metropolitana; observó varias veces las secuencias filmadas por distintos canales de televisión. Durante las largas horas de silencio político, la única palabra oficial fue la de un vocero de la Policía Federal, sólo preocupado por defender la imagen institucional. Los mismos argumentos formaban parte del mensaje que se proponía leer el ministro que estaba a cargo de la Seguridad, Julio Alak. La presidente lo impidió. También recibió a los familiares del muchacho paraguayo Bernardo Salgueiro y de la chica boliviana Rosmarie Churra Puña, asesinados el miércoles. Algunos llegaron con el temor de verse involucrados en un show, pero CFK decidió que esos dolorosos encuentros íntimos transcurrieran sin fotógrafos ni periodistas, como ya había dispuesto cuando recibió a padres y hermanos de Mariano Ferreyra, el chico asesinado por una patota gremial en Constitución. No hizo lo mismo con los tobas agredidos por la policía de Formosa, lo cual marca una diferencia indefendible. En cambio, los recibió el ministro del Interior, Florencio Randazzo, quien mostró fotos en las que se veía a un indígena con un machete, a otro con un arma de puño y a un tercero con una carabina rudimentaria, los instrumentos de trabajo de esa etnia de cazadores y recolectores, que de ninguna manera pueden equipararse con el despliegue de un cuerpo especial de la policía formoseña, de entre 70 y 200 hombres según qué fuente se escuche. Macrì siguió repitiendo la versión policial, según la cual Salgueiro había muerto antes de que comenzaran los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, pese a que la declaración de la chica que lo acompañaba, Alejandra González, de 18 años, ante un funcionario de la seccional 52 de la propia Policía Federal, ratificada luego por sus familiares y otros testigos, indicaba en forma categórica que los disparos que le costaron la vida provinieron de las armas de las dos policías, formadas codo a codo sobre el puente que domina la villa 20. La policía informó al gobierno que Salgueiro tenía sólo un perdigón y que nadie más de su grupo había recibido impactos, lo cual avalaría la hipótesis de un disparo de tumbera. Pero la necropsia no habla de un perdigón único sino de genérica “posta de plomo de cartucho”, y un pariente de Salgueiro que iba junto a él fue herido en un brazo. De este modo, CFK terminó de formarse un juicio sobre lo sucedido y tomó decisiones llamadas a poner fin al autogobierno policial, una de las principales asignaturas pendientes de la democracia argentina. Aconsejado por sus expertos en imagen pública, Macrì acusó al gobierno nacional de discriminar a la zona sur de la ciudad, un cargo asombroso por provenir de quien la abandonó a su suerte. Convencer sobre la presunta preocupación del gobierno de la Ciudad acerca del espacio público necesitaría de un genio de la publicidad. Durante los largos tres años de la gestión de Macri, ese gigantesco terreno de 130 hectáreas fue entregado a las malezas y los roedores. Durante la reunión de madrugada con las organizaciones políticas y sociales, que pidieron la presencia del Estado Nacional como garante, Macrì se volvió a negar a cualquier solución que no pasara por el empleo de la fuerza para desalojar el parque, sin negociación alguna, a pesar del ofrecimiento del gobierno nacional de tierras en otro lugar para los ocupantes .

sábado, 4 de diciembre de 2010

Whiskyleaks

Por Luis Bruschtein

De los más de 250 mil cables que liberó Wikileaks, 2233 corresponden a la Argentina, o sea menos del uno por ciento. Sin embargo, El País (el único medio de habla hispana de los cinco que tuvieron acceso inicial a los cables) le ha otorgado un centimetraje de nota principal en tres de los cuatro primeros días del wikileaksgate. Una de dos: Argentina es uno de los países más importantes para los Estados Unidos o es uno de los más importantes para El País. Lo primero suena un tanto pretencioso. Argentina no es tan importante en el mundo, aunque así les pueda parecer a los argentinos. Entonces se trata de una decisión editorial del diario español, asociado en la Argentina con el diario La Nación, y dueño o socio en la propiedad de otros medios de comunicación, entre ellos Radio Continental.

El primer día, El País le dedicó un lugar en la tapa: “Preocupación en Estados Unidos por la salud mental” de Cristina Kirchner. Un destaque así es poco menos que decir que la presidenta argentina está tan mal de la cabeza que le chifla el moño. Ese mismo día publicaba en la portada junto a la foto de Cristina Kirchner, las de Sarkozy, Ahmadinejad, Chávez, Merkel y Putin. El País, cuya mirada sobre América latina suele ser muy conservadora, forzaba a toda máquina los cables relacionados con Argentina. Se supone que el foco de atención internacional está puesto en Afganistán, en Medio Oriente, China o Europa. Pero El País ha incorporado a la Argentina a esa reducida lista.

De la palabra “preocupación” con la que presentó la noticia el primer día, y que fue utilizada por el diario La Nación al siguiente para su principal título de tapa, pasó al más sobrio “inquietud” en el título de la nota cuando finalmente apareció, y terminó en un modesto “curiosidad” en el texto de la periodista Soledad Gallego. En el primer día la nota destacaba que la preocupación que despertaba en Estados Unidos el gobierno de Cristina Kirchner los había llevado al punto de inquirir sobre la salud de la Presidenta. Pero el cable original no hablaba en ningún momento de preocupación por la política del gobierno argentino. Eso era un agregado libre de El País. La corresponsal en Argentina finalmente aclaró que el planteo de ese cable –que llevaba la firma de “Clinton”– consistía en un trámite normal en las cancillerías que suelen pedir un perfil psicológico de los principales líderes. En todo caso, el cable nunca hablaba de “salud mental”, como se consignaba inicialmente en El País, sino que preguntaba por el “estado mental” y la salud de la Presidenta. En esa jerga periodística “salud mental” quiere decir loco. “Estado mental” es mucho más amplio y abarca situaciones que están enumeradas en el mismo cable, como por ejemplo la capacidad de la Presidenta para tomar decisiones en situaciones de estrés.

Toda la inundación de Wikileaks fue entonces digerida primero por El País, por lo menos en lo relacionado con Argentina, con leves transgresiones en la traducción y una edición forzada. Así, daba pie para poner en funcionamiento en Buenos Aires la maquinaria de la corporación mediática local, de la que también forma parte y que está en guerra abierta y total con el Gobierno. Clarín y La Nación levantaban de El País y titulaban con la misma tendencia, como si para Washington Argentina estuviera gobernada por una banda de locos, espías, chorros y narcos.

Y cada quien usó los cables para llevar agua a su molino. Por ejemplo, en Infobae se habló del objetivo de la política norteamericana de sustraer a la Argentina del eje bolivariano. Pero no es lo mismo decir “sustraer” (como si ya estuviera dentro) que “mantener a la distancia” a la Argentina de esa influencia, como efectivamente decía el cable en cuestión.

Paradoja: en todo el escandalete, el menos malo ha sido el ogrísimo del imperialismo norteamericano, que esta vez fue sorprendido en paños menores. Sin esos leves toques en la traducción ni la edición forzada, los famosos cables relacionados con Argentina son hasta ahora, falta conocer miles, palabrerío puro sin atractivo periodístico. La verdadera “inteligencia” norteamericana no se revela en esos cables. Si fuera así, viviríamos en un mundo bastante más tranquilo. Lo que sí ponen de manifiesto, en cambio, son los prejuicios del funcionario medio norteamericano y su poca apertura de criterio para observar la realidad de los países latinoamericanos, lo cual excede a las administraciones que se suceden en Washington. Todas las referencias enunciadas en los cables provienen de conservadores de oposición o ex funcionarios enemistados con el Gobierno. Esas son las fuentes de la embajada. Casi todos los temas mencionados en los cables ya fueron difundidos en la Argentina en su momento con grandes titulares por los grandes medios. Repitieron lo que ya se había publicado como parte de campañas que en el tiempo mostraron poca consistencia.

De todos modos, los cables son bastante escrupulosos para señalar la mayoría de las veces que son opiniones de terceros. Pero en los titulares de los medios, eso no se aclara. Ni siquiera se aclara que fueron escritos por funcionarios de baja categoría en algunos casos. En los titulares aparece como si Washington estuviera avalando todas las denuncias que han formado parte de la campaña de los grandes medios. El jueves, por ejemplo, el titular a cinco columnas de La Nación decía “EE.UU. expuso sospechas sobre manejos financieros de los Kirchner”. El título da a entender que la noticia viene de Washington para acá. Pero en realidad fue de acá para allá. Y en el cable enviado por un funcionario de la embajada a sus superiores se aclara muy especialmente que se trata de afirmaciones de un tercero, el economista Mariano Federici, consultor regional del Fondo Monetario Internacional (FMI). Pedirle a un funcionario del FMI que opine sobre los Kirchner es como pedirle a Bin Laden que opine sobre los Estados Unidos.

Clarín de ese día usó también un título catástrofe para denunciar “Espionaje a opositores y obra pública dudosa”. En la nota se afirma que un cable enviado por el consejero político de la embajada, Thomas Kelly, dice que a Aníbal Fernández lo “persiguen rumores de corrupción”, así como “sospechas de presuntos vínculos con el narcotráfico” y de ordenar el “monitoreo clandestino de mails de opositores políticos”. En realidad, en ese mismo cable de 2009, Kelly enfatizó que esa información “no tiene suficiente fundamento” y que “no existe evidencia contundente”, pero igual en Argentina mereció un super título.

A pesar de todo, en este caso el papel de la diplomacia norteamericana es secundario. Sólo demostró que si quiere cambiar realmente su relacionamiento con América latina, tiene que empezar a buscar otras fuentes de información menos ideológicas. En cambio, los cables de Wikileaks fueron incorporados como nuevo material de la campaña granmediática contra el gobierno de Cristina Kirchner.

La impunidad de los medios pareciera total. Temas que fueron parte de una campaña mediática en su momento, con denuncias que nunca fueron comprobadas pese a haber ocupado títulos de primeras planas, son tomados por los funcionarios de la embajada –como versiones– en los informes a sus superiores. Wikileaks los revela, El País los publica y finalmente vuelven a su punto de origen: los titulares de primera plana de los grandes medios locales, esta vez como si provinieran del gobierno norteamericano. La impunidad es tal que, a pesar de la evidente inconsistencia del mecanismo, consiguen hacer mucho ruido.

Tiempo atrás, una campaña de ese voltaje podría haber sido demoledora, casi destituyente. Pero llegó tarde. Pasó apenas un mes de la muerte de Néstor Kirchner. El oficialismo recuperó espacios que había perdido desde la derrota de la 125 y en algunos casos traspasó marcas previas a aquel momento. Y la oposición pagó sus errores con un proceso centrífugo. Más que nunca en todos estos años los grandes medios actúan como el muro del que hablaba Elisa Carrió, “la última trinchera”, o la primera en defensa de sus intereses.

Tras la muerte de Néstor Kirchner y con el ascenso de la candidatura de Cristina Kirchner, en los mentideros de la política se daba por hecho que durante el año que falta para las elecciones presidenciales de octubre, vendría una campaña despiadada, porque es mucho lo que está en juego. En vez de respetar el tiempo del luto, los grandes medios prefirieron salir con los tapones de punta cuando la mayoría de la sociedad todavía ve con respeto, y en algunos casos con afecto, la imagen de una viuda despidiendo a su marido. Una movida de esa potencia puede producir antipatía y no solamente en los ámbitos oficialistas. El viento cambió y ahora se lleva el fuego para el lado de quien lo enciende. Como dijo Sun Tzu: “Lo que no te mata, te fortalece”.

martes, 30 de noviembre de 2010

Construir en el país como mil escuelas.

Por Roberto Navarro

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner inaugurará hoy en San Juan la escuela número 1000 construida por la administración kirchnerista en siete años. Así, el período 2003-2010 se convierte en el segundo de mayor construcción de escuelas en la historia nacional, después del plan quinquenal de Juan Perón entre 1947 y 1951. En los últimos 34 años sólo se habían inaugurado 427 escuelas. El gobierno de Carlos Menem apenas construyó siete; el de Fernando de la Rúa, ninguna. La Secretaría de Obras Públicas, dependiente del Ministerio de Planificación, invirtió 1826 millones de pesos en los mil establecimientos, que brindan educación a más de 500 mil alumnos.

En la misma jornada, pocas horas después, la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, inaugurará la escuela 1001 en Córdoba; el ministro de Educación, Alberto Sileoni, cortará la cinta de la escuela número 1002 en Santiago del Estero y el jefe de la cartera económica, Amado Boudou, inaugurará la 1003, en la provincia de Buenos Aires. La escuela número mil se llamará Presidente Néstor Carlos Kirchner.

La escuela que inaugurará hoy la Presidenta se sitúa en la localidad de Campo Afuera, partido del Albardón, en la provincia de San Juan. Es un establecimiento de nivel secundario que el año próximo recibirá a 341 alumnos. El edificio es de 1362 metros cuadrados y cuenta con un laboratorio de informática de 170 metros cuadrados y otro de ciencias y taller de tecnología, de 71 metros cuadrados. La licitación se realizó el 1º de noviembre de 2008, con lo que, con trámites administrativos incluidos, la construcción tardó dos años. El costo de la escuela fue de 3.440.000 pesos.

En 2003 el gasto en educación, consolidado entre la Nación y las provincias, representaba el 3,64 por ciento del PBI; en 2010, representa el 6,02 por ciento. Hace siete años el gasto educativo fue de 14.501 millones de pesos; este año será de 89.924 millones de pesos, un 520 por ciento más. Este presupuesto incluye el dinero administrado por Obras Públicas para la construcción de escuelas. También la compra de las netbooks, realizada por la Anses, para los alumnos secundarios.

Las 1000 escuelas construidas en los últimos siete años se extienden en todo el territorio nacional. En la Secretaría de Obras Públicas informan que la prioridad fue construir más escuelas en los distritos que más las necesitaban. Pero la culminación de las obras tuvo que ver con la voluntad de los gobernadores de cada provincia, ya que las obras se realizan de manera federal, es decir, están en manos de los gobiernos provinciales. De las 1000, 166 se inauguraron en la provincia de Buenos Aires; 123 en Tucumán; 65 en Córdoba y otra cantidad similar en Jujuy. En la ciudad de Buenos Aires sólo se construyeron 4.

En el Ejecutivo afirman que a fines de 2012 habrá 1700 escuelas entre las terminadas y las que estarán en ejecución. Además de los 1800 millones que se destinaron a la construcción de las 1000 escuelas, bajo el marco de la Ley de Educación Técnica Superior, este año se comenzó a ejecutar un presupuesto adicional de 800 millones de pesos para la construcción de escuelas técnicas. Durante los noventa, en el marco de la política de desindustrialización llevada a cabo por el gobierno de Carlos Menem, cerraron 182 escuelas técnicas. El resto no recibió el presupuesto necesario para la adquisición de máquinas nuevas que se adaptaran a las nuevas tecnologías imperantes. Un ejemplo, a treinta años de la creación de los tornos computadorizados para producción de piezas, en la mayoría de las escuelas técnicas se utilizan los antiguos tornos manuales.

En el país funcionan 42.087 escuelas entre establecimientos de enseñanza primaria y secundaria. 31.787 son estatales y 10.300 son privados. A los colegios del Estado asisten 7.523.700 alumnos; a los privados, 2.948.900 alumnos. Según fuentes del Ministerio de Educación, la cantidad de escuelas cubre la demanda escolar. Pero muchas de las escuelas están en pésimas condiciones. Por esa razón, la Secretaría de Obras Públicas también se ocupa de reparaciones en más de 1000 establecimientos.

Si bien la cantidad total de escuelas es suficiente para los actuales jóvenes en edad escolar, la distribución provincial es dispar. Por caso, la provincia de Buenos Aires tiene un 300 por ciento más de jóvenes en edad escolar que la ciudad y cuenta con mil por ciento más de escuelas. Son 16 mil en la provincia y sólo 1580 en la ciudad. La provincia de Tucumán, hundida en la pobreza en los noventa, construyó 123 escuelas nuevas en los últimos siete años y ahora cuenta con 1142 establecimientos, una cantidad, que, según fuentes de Educación, es suficiente para sus 110 mil alumnos.

La construcción de las 1000 escuelas está directamente relacionada con el fuerte incremento del presupuesto de Educación. En 2003, ese monto representaba el 3,64 por ciento del Producto Bruto Interno; en 2006 ya alcanzaba el 4,75 por ciento, y en 2010 es el 6,02 por ciento del PBI. Pero en ese tiempo el Producto creció más de un 70 por ciento. Así el presupuesto educacional, que era de 14.501 millones de pesos en 2003, subió a 31.100 en 2006 y en 2010 es de 89.924 millones.

El ministro de Educación, Alberto Sileoni, afirma que “las nuevas escuelas, la reparación de otras, los fuertes aumentos salariales que recibieron los maestros en todo el país y otras medidas tomadas en los últimos años mejoraron el nivel educacional del país. Pero los beneficios de esta política se verán a largo plazo, porque los resultados de un cambio como el que se está ejecutando se ven reflejados en su totalidad una década después”. Y agregó: “El Gobierno hizo una apuesta a largo plazo por la educación”.

La inauguración de la escuela número 1000 a cargo de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y otras tres por importantes ministros del Ejecutivo será aprovechada hoy para mostrar una arista poco visible de la administración kirchnerista: la política educacional. En su discurso, la Presidenta recordará la situación de los maestros en 2003 y la comparará con la actual. También volverá sobre el tema de la entrega de tres millones de computadoras tipo netbook para alumnos de escuelas estatales. También contará que ya se entregaron más de treinta millones de libros de texto y literarios a alumnos de escuelas primarias y secundarias del Estado.

domingo, 21 de noviembre de 2010

“Pido al pueblo que el Día de la Soberanía sea un símbolo de unidad nacional y de dignidad”


"Hoy les pido que este día sea símbolo de unidad nacional y de dignidad para defender a la Patria. Viva la Patria", exclamó la Jefa de Estado en su discurso, en un marco de fiesta popular en el mismo predio donde hace 165 años atrás se concretó la resistencia nacional en defensa de la Patria.

Al hacer uso de la palabra, la Presidenta dijo: "compatriotas, hoy estamos acá cubriendo una deuda histórica de los argentinos y de su historia: recordar una epopeya como fue la Vuelta de Obligado..., oculta, premeditadamente ocultada desde hace 165 años por la historiografía oficial".

"En este lugar, donde hemos emplazado este monumento histórico, estas cadenas recuerdan a las cadenas que por orden del Brigadier don Juan Manuel de Rozas, el general Lucio Mansilla y sus tropas cruzaron las cadenas en el río para que la flota anglofrancesa no pudiera pasar", recordó.

Asimismo, -continuó- "corrían tiempos en los cuales, como en tantos otros tiempos de nuestra historia de estos 200 años de este bicentenario, potencias extranjeras querían dividir nuestro país y apoderarse de nuestros recursos. Buques de guerra acompañados por buques mercantes -porque en realidad venían en nombre del libre comercio- pretendían transformar este río, nuestro Río Paraná en un río internacional y no en lo que es y siempre será un río de la Nación Argentina".

La Presidenta arribó a San Pedro a las 19:30, donde la esperaba una verdadera fiesta popular, protagonizada por sectores políticos locales y nacionales, representantes de los movimientos sociales del kirchnerismo y militantes y dirigentes de organizaciones gremiales.

También, aguardaron la llegada de la Jefa de Estado funcionarios encabezados por el Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y los ministros de Economía, Amado Boudou; de Justicia, Julio Alak; de Trabajo, Carlos Tomada; de Defensa, Nilda Garré; de Educación, Alberto Sileoni; de Industria, Débora Giorgi y de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, entre otros.

En un breve mensaje, Cristina Fernández de Kirchner recordó también que en 1845 los invasores anglofranceses "no solo venían por el río, iban por más, querían también transformar el Río Paraná en internacional, separar a las provincias de Entre Ríos, Corrientes y Misiones para conformar la república de la Mesopotamia".

"En esos buques no venían solamente ciudadanos ingleses o franceses, venían también ciudadanos de la Confederación Argentina, identificados como unitarios que había emigrado a Montevideo y venían en las mismas naves para invadir su tierra, su Patria", se quejó.

Trazando un paralelo con la actualidad política, la Presidenta dijo que "el otro día leía que esos cañonazos de la Vuelta de Obligado se vienen sucediendo a lo largo de nuestra historia, en esta división de los que amamos y queremos a nuestro país, y de los que muchas veces -sin darse cuenta o dándose cuenta- se convierten en serviles y funcionales a los intereses foráneos".

"La valentía de esos hombres, la decisión de Rozas, la del general Mansilla, soldado con honor.., que al frente de sus tropas comandó la batería de la Vuelta de Obligado, tenía esa gran tarea sabía que no podía impedirlo (la invasión)por la superioridad numérica-militar del invasor, tenía que debilitar a los buques mercantes y por eso las cadenas y mientras no podía pasar eran atacados desde las costas en una verdadera guerra de guerrillas que se dio en este mismo lugar", añadió.

"Tuvieron que rendirse -exclamó la presidenta Cristina- tuvieron que saludar al Pabellón Nacional con 21 cañonazos, pese a que ellos eran muy superiores en tecnología y armamentos. Pero se enfrentaron con militares y pueblo unidos en un solo fusil en un solo cañón... Hoy también quiero hacer mención y homenajear a las mujeres porque aquí también pelearon y resistieron las mujeres de San pedro y de San Nicolás".

En otro tramo de su alocución, la primer mandataria comentó: "hoy queremos rendir un claro homenaje a esas mujeres y a esos hombres que defendieron la Patria. Siempre me pregunto y me preguntaré por qué en la escuela siempre nos han enseñado con muchísimo detalles cada una de las batallas, cada una de las campañas en las que nos permitieron liberarnos del yugo español y sin embargo se ocultó deliberadamente durante dos siglos todas las luchas que se dieron contra otros colonialismos que aún subsisten como por ejemplo en nuestras Islas Malvinas".

"Creo que acá no hay ninguna casualidad..., creo que es la de querer convencernos muchas veces que es imposible luchar por mantener la dignidad nacional. Por eso el mejor homenaje a esos hombres y mujeres en el bicentenario, a 165 años de esa gesta maravillosa, es precisamente entender la necesidad de la unidad nacional, no como un objetivo declarativo sino como un instrumento para lograr definitivamente la construcción de una gran Nación como la soñaron Rozas, San Martín, Belgrano, Moreno, Castelli, Monteagudo, todos los hombres y todas las mujeres que lucharon por esos ideales", reflexionó.

De inmediato, la presidenta respondió -emocionada- al público diciendo "él también, sí, él y muchísimos más menos reconocidos...", cuando le gritaron "Néstor Kirchner luchó por esos ideales".

"Olé, olé... Néstor" cantaban los asistentes al acto, mientras la presidenta decía "tal vez él (por el ex presidente Kichner) representándolos a tantos argentinos que han dado su vida para vivir en una sociedad más justa, más libre, más igualitaria, más democrática y más de todos. Este monumento es para todos los argentinos y es de todos los argentinos".

En esa línea la Jefa de Estado dijo: "En este día quiero convocar a los más de 40 millones de compatriotas y convocarlos a nuevas gestas. Ya no van a ser necesarias las cadenas en el río ni cañones, será necesario despojar de nuestras cabezas las cadenas culturales que durante tanto tiempo nos han atado".

"Quiero saludarlos a todos en este 20 de noviembre, que sea un día símbolo de la unidad nacional, pero también de dignidad y soberanía para defender a la Patria", concluyó.


Fuente TELAM



jueves, 18 de noviembre de 2010

martes, 16 de noviembre de 2010

lunes, 15 de noviembre de 2010

"Vamos a llevar las cosas adelante pese a que haya palos en la rueda."


PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ, EN CADENA NACIONAL, DESDE SU DESPACHO EN LA CASA DE GOBIERNO.

Muy buenas tardes: hace poco más de 48 horas he retornado de Corea, de la Reunión del G-20, donde Argentina ha sostenido una vez más sus posiciones muy conocidas en materia de necesidad de mantener la actividad económica a nivel global, a través de la demanda agregada, de la generación de empleo, las cosas que, en fin, hemos hecho aquí en la Argentina y también hemos tenido - junto a Brasil - una posición muy firme en lo que hace a la Ronda de Doha y la defensa de los derechos de los países emergentes a cuidar sus procesos de industrialización y a tener una negociación equitativa entre países en desarrollo y países desarrollados. Realmente estoy muy orgullosa porque la posición del Presidente Lula, junto con la Presidenta de Argentina ha sido muy homogénea y muy firme.

En unos minutos más también vamos a recibir al señor ministro de Agricultura de la República Popular de China y también quisiera comentarles algo porque durante del desarrollo de este G-20, que fue - por lo menos para mí muy especial - recibí el saludo de muchísimos, de todos los Jefes y Jefas de Estado, que estaban allí presentes, como también de los empresarios que formaron parte de la Mesa de Finanzas, que le tocó presidir a la Argentina. pero quiero también rescatar como símbolo de todos esos reconocimientos las palabras y el gesto del Presidente de la República Popular de China, el presidente Hu Jintao, quien realmente cuando se encontró conmigo se lo notó muy conmovido, tan conmovido que terminó conmoviendo a mí y me abrazó y me dijo que lo había conocido y había charlado muchísimo con Néstor, cuando estuvimos la primera vez en China, cuando luego él vino aquí y me dijo: "la verdad que hemos perdido un gran estadista, su esposo era un gran estadista".
La verdad que me sentí muy reconfortada por el reconocimiento de los empresarios y de los Jefes de Estado.

También quiero comentarles que el pasado día martes recibimos, de París, un e-mail, que luego fue confirmado por carta, en cuanto a que el Club de París con quien teníamos y manteníamos una deuda, que fue defaulteada también, como fue toda la deuda soberana argentina, en el año 2001, ha accedido a la posición argentina de negociar la deuda que mantenemos, sin la intervención del Fondo Monetario Internacional.

Todos ustedes saben que la reglamentación del Club de París exige la participación con planes, por parte del Fondo Monetario; finalmente el Club ha accedido a no hacerlo. Finalmente, es buen recalcar que en esa negociación no hay comisiones, ni bancos, ni empresas, ni asesores.

La carta recibida es una carta muy conceptuosa, primero porque habla de una negociación realista y nosotros también coincidimos que la negociación debe ser realista como siempre lo hemos hecho cuando hemos abordado el tema de la renegociación de la deuda.

¿Qué es una negociación realista para la Argentina? Una negociación, un modo de pago, plazos de pago que permitan seguir sosteniendo la actividad y el crecimiento económico con inclusión social. Fue precisamente este modelo - como lo venimos sosteniendo del año 2003 - un modelo de crecimiento económico con inclusión la única manera de que Argentina pueda saldar sus deudas.

Todavía tengo muy presente el tema del discurso que hizo Néstor, en las Naciones Unidas, cuando abordando el tema del endeudamiento en la Argentina, sostuvo que los muertos no pagan, que nadie, ningún muerto pague y por tanto era necesario dejar crecer a la Argentina para poder abordar con seriedad el pago de sus obligaciones. El tiempo le dio la razón; hemos iniciado en el año 2005 un primer canje y hemos culminado exitosamente el canje de los tenedores de deuda privada, en el 2009, y hemos - desde el año en que hemos reestructurado la deuda - pagado puntualmente nuestros vencimientos. El año pasado, inclusive, para darle mayor certeza y obviamente además seguir con las políticas fiscales que permitieron este crecimiento que estamos teniendo este año y lo hicimos a través de la reservas, que bueno costó dolores de cabeza, costó mucha oposición - tanto en el Poder Legislativo, como de ciertos sectores del Poder Judicial - pero finalmente el tiempo nos dio la razón en cuanto a lo certero de haber adoptado esa medida.

Yo creo que precisamente todas estás políticas que ha venido teniendo la Argentina: la reestructuración del 93 por ciento de su deuda, han generado confianza nuevamente en torno a la palabra de la República Argentina, en cuanto a cumplimiento de sus compromisos. Y si Dios quiere y nos ayuda, el año que viene, podemos estar saliendo definitivamente del default si - como yo creo que lo vamos a hacer - arreglamos la deuda con el Club de París.

Fíjense que curioso los argentinos tardaremos entonces, en el año 2011, una década exacta en haber salido del default, una década exacta afuera del mundo, sin embargo, fue solamente un gobierno que duró una semana el que declaró el default. No lo hago con ánimo de reproche, sino simplemente para comparar qué tiempo tan breve lleva la destrucción y qué tiempo tan largo demanda la reconstrucción de lo que se destruye.

Por eso creo que es muy importante esto que hemos logrado porque, además, seguimos sosteniendo que fue durante las décadas que se aplicaron las políticas del Fondo Monetario Internacional en la República Argentina, donde más sufrimos los argentinos.

La carta que vamos a responder de acuerdo con instrucciones que le he dado al señor Ministro de Economía, termina diciendo que esto va a ser muy beneficioso para la Argentina porque va a permitir que las agencias de crédito de los países que integran el Club de París, también retornen a sus operaciones de financiamiento.

Yo quiero agregar que, en realidad, va a ser muy beneficioso para ambos: para los acreedores pero también, no solamente para nosotros, sino también fundamentalmente para ellos. ¿Por qué? Por una razón muy sencilla: porque muchísimas de las empresas que están hoy en la Argentina son filiales, precisamente, de esas empresas y reciben por parte de esta política, de este proyecto económico argentino, beneficios fiscales, laborales, financieros, crediticios. Y si no, miren el caso clásico del ejemplo del préstamo que le dimos a General Motors, cuya casa matriz está en los Estados Unidos, y Estados Unidos es, precisamente, uno de los países acreedores del Club de París.
Por lo tanto, creo que las dos cuestiones básicas que va a tener que abordar el señor Ministro de Economía en su negociación donde, reitero, no intervienen empresas, no intervienen bancos, no se pagan comisiones ni derechos de ninguna naturaleza porque son negociaciones de Estado a Estado que se realizan a través de la figura del Club de París, son: primero, que la forma de pago no restringe ni crea restricciones al modelo de crecimiento económico con inclusión social porque esa ha sido, precisamente, la gran garantía y la gran posibilidad de la Argentina en su mercado interno pero también de la Argentina hacia el exterior para poder pagar sus deudas.

Finalmente, también quiero abordar una cuestión que es importante y que es la sanción del Presupuesto de la República Argentina, no del Gobierno de la República Argentina, del Estado argentino.

De acuerdo con las posiciones que uno ha podido esbozar y ver y desarrollar en la oposición, lo más probable es que o no tengamos Presupuesto este año o bien quieran imponernos, por primera vez en la historia, el Presupuesto de la oposición y no el del Gobierno que es el que tiene que llevar adelante la ejecución de las políticas de su proyecto y de sus políticas en general que, es bueno decirlo también, no han sido nada malas, sino que han sido exitosas en estos años de crecimiento. Hemos cumplimentado en estos 200 años de historia el crecimiento más importante desde 2003 a la fecha.

Pero también quiero decirles a los argentinos y llevarles la tranquilidad que yo no voy a polemizar con la oposición porque creo que mi obligación es la de gobernar, gestionar y garantizarles a los más de 40 millones de argentinos que las cosas van a seguir yendo bien. Y créanme que lo vamos a hacer porque el sistema jurídico vigente cuenta con todos los instrumentos para que, si no tenemos Presupuesto o se intenta poner políticas que realmente han llevado al fracaso a la Argentina, nosotros, dentro del marco de la ley, dentro del marco de la Constitución, vamos a utilizar esos instrumentos que nos sigan garantizando el crecimiento.

Vamos a profundizar en la política de desendeudamiento; esta negociación que vamos a comenzar con el Club de París sería, digamos, la definición total.

Digamos también que la deuda es una deuda, como todas las que hemos venido pagando, tanto en el sector externo como en el interno, que ha tenido origen o que se han cobrado durante otras gestiones. No hay ninguna deuda que haya sido contraída durante nuestra gestión. Esto se suma a las dos reestructuraciones que hicimos en 2005 y en 2009, al pago de la pacificación asimétrica, al pago de la devolución de los depósitos, al rescate de las cuasimonedas de varias provincias, en fin, a todo lo que constituyó lo que podemos denominar la tragedia económica, social y política que hizo que Argentina implosionara en el 2001.

Solamente quiero llevarles a todos la tranquilidad, la serenidad y la responsabilidad de que vamos a llevar las cosas adelante pese a que haya palos en la rueda, pese a que por primera vez en la República Argentina, no solamente haya una Presidenta que no tiene por primera vez facultades administrativas delegadas, sino que soy la primera Presidenta que gobierna la República Argentina desde 1983 a la fecha sin facultades administrativas, de administración, no especiales, delegadas. Todos los demás gobiernos lo hicieron. Tal vez también sea la primera Presidenta que gobierne sin Presupuesto. Otros presidentes lo hicieron, pero no porque se los impidiera el Parlamento, sino porque no presentaban el Presupuesto o bien porque se intente imponer un Presupuesto que responda a políticas que le han hecho mucho daño a la Argentina.

Yo no voy, reitero, a polemizar, no me voy a enojar, simplemente voy a actuar con toda la responsabilidad que les dije a ustedes hace ya dos semanas que lo iba a hacer y lo voy a seguir haciendo porque es mi obligación como Presidenta de todos los argentinos.
Muchas gracias.

lunes, 1 de noviembre de 2010

" Siento otra gran responsabilidad que es la de hacer honor a su memoria y hacer honor a su gobierno que transformó y cambió el país."


Son las 17:40 horas del día lunes, en unos instantes más voy a recibir las cartas credencias de nuevos embajadores en la República Argentina, un día más de gestión de gobierno pero evidentemente un día diferente en mi vida, que como todos saben cambió en forma definitiva.

He leído o escuchado que este es mi momento más difícil, en realidad es otra cosa, es mi momento más doloroso. El dolor es algo diferente a las dificultades o a las adversidades. Yo he tenido en mi vida política o en mi gobierno, en particular, muchísimas dificultades y muchísimas adversidades, pero el dolor es otra cosa... es el dolor más grande que he tenido en mi vida, es la pérdida de quien fue mi compañero, durante 35 años, compañero de vida, de lucha, de ideales. Una parte mía se fue con él, está en Río Gallegos. Pero no es este un momento para utilizar la cadena nacional para terapia emocional, sino para agradecer. Yo quería dedicar estos pocos y breves minutos para agradecer a todos y a todas, a todos los hombres y mujeres que se movilizaron, que quisieron verlo, que quisieron despedirlo, que rezaron por él, que lloraron por él, que no pudieron llegar tal vez acá porque vivían lejos pero se reunieron en otros lugares, que me entregaron rosarios; los rosarios de él los tengo todos, colgados en mi casa, de Río Gallegos; agradecerles las flores y las cartas; las camisetas de Racing, que él adoraba, hasta también las otras camisetas que me regalaron que eran de otros clubes, pero igual a él el fútbol les gustaba mucho y las banderas también que me entregaron.

Yo quiero agradecer mucho esa inmensa y formidable muestra de cariño y de amor, que él se la merecía. No voy a tener falsa humildad porque como decía una dirigente muy importante, que ya falleció: "hay que ser muy grande para ser humilde" y yo no soy grande, así que no voy a ser humilde, simplemente voy a decir que él se lo merecía y permítanme agradecerles en forma especial a las decenas, a las decenas de miles y miles de jóvenes que cantaron y marcharon con dolor y con alegría, cantando por él, por la patria.

Quiero decirles a todos esos jóvenes que en cada una de esas caras yo vi la cara de él cuando lo conocí, ahí estaba el rostro de él exacto. Y decirles a esos jóvenes que tienen mucha más suerte que cuando él era joven, porque están en un país mucho pero mucho mejor, en un país que no los abandonó, en un país que no los condenó ni persiguió. Al contrario, en un país que los convocó, en un país que los ama, que los necesita, en un país que vamos a seguir haciéndolo distinto entre todos.

Y a los millones y millones de argentinos -que parece que somos más de cuarenta millones porque además tuvimos la suerte de que él nos debe de haber ayudado ya que el Censo salió muy bien- quiero decirles que siempre he tenido un gran sentido de la responsabilidad en todas las funciones que he cumplido, cuando fui legisladora provincial, cuando fui legisladora nacional y, más aún, como Presidenta porque siento que de mí depende la suerte de todos los argentinos.


Pero déjenme decirles que desde este miércoles, además de esa inmensa responsabilidad que siempre sentí y ejercí con mucho amor, con mucho corazón, con mucha convicción, con mucha pasión, siento otra gran responsabilidad que es la de hacer honor a su memoria y hacer honor a su gobierno que transformó y cambió el país.


Muchas gracias a todos por todo.

jueves, 28 de octubre de 2010

¡¡¡¡¡Gracias Néstor!!!!!

Por Florencia Peña
Actriz.

Mi dolor es profundo. Perdimos a un líder grande, tan grande como el país que soñó. Un cuadro político. Un patriota. Un hombre que trazó una línea divisoria entre las políticas pasadas, nefastas y mafiosas, y este cambio de paradigma, que es hoy nuestra Argentina. Un hombre con convicciones fuertes, con paso seguro. El que supo hacerle frente a sus más feroces enemigos con la fuerza que dan las acciones. Un hombre que planteó nuevos horizontes. Que habló de igualdad, que se le atrevió al establishment. Que sorprendió allá por el 2003, cuando la cosa estaba fea, cuando la economía estaba muerta y los años de la dictadura todavía impunes. Él supo devolvernos la alegría. No le tembló el pulso para enfrentarse a los grandes pooles. Ni a las grandes corporaciones. Fue militante, esposo, padre y compañero político de “La Flaca”, como solía llamar a Cristina. Carismático y testarudo, con sus aciertos y sus errores, pero fiel a sus creencias. Apoyó la lucha de las Madres y Abuelas. Las defendió a capa y espada, haciéndose cargo que debíamos enjuiciar y condenar a los que fueron parte de los años más negros del país. Adoptó políticas de inclusión. No reprimió la lucha de los trabajadores ni las manifestaciones . Fue basureado y atacado sistemáticamente desde los medios, y la clase media “tilinga” lo hizo causante de todos sus males. Pero se la bancó. Y dobló la apuesta. Fue líder de la Unasur con gestiones exitosas. Nos devolvió la política. La sacudió del polvo del olvido y se la entregó al pueblo. Y volvimos a debatir, a confrontar, a discutir ideas. Volvimos a hablar de la Argentina. Volvimos a creer que se podía, que se puede y que se podrá. Ese hombre que supo levantar un país que estaba hundido, deprimido, sin fuerzas para la lucha, hoy ya no está. Hoy lo lloramos, los que supimos verlo. El pueblo trabajador está triste. Y cuesta creerlo. Su impronta quedará guardada en nuestros recuerdos. Su amor por la Argentina quedará en nuestros corazones. Y su legado será parte irreversible de un camino que él comenzó, y hoy más que nunca creo que nadie podrá detener. Gracias Néstor por tanto. Acá seguiremos tu luz y le daremos fuerza a tu compañera, que velará por vos y por todos nosotros. Te vamos a extrañar. Néstor vive. Por siempre

miércoles, 27 de octubre de 2010

Cristina, hoy más que nunca te hacemos el aguante.

Solo quiero pensar que esto es una pesadilla, que no está ocurriendo.
No tengo palabras para expresar tanto dolor.

martes, 26 de octubre de 2010

Cristina TV


La presidenta de la Nación, Cristina Fernández, presenta oficialmente el canal de Youtube de la Casa Rosada.

lunes, 25 de octubre de 2010

La Argentina se ubica entre las tres economías que más crecen en el mundo

Por Federico Bernal

En un mundo aún convulsionado por la incesante crisis internacional; en un Occidente industrializado que no encuentra otra salida a la creciente conflictividad socioeconómica que recurrir al nefasto recetario del FMI, la Argentina sobresale como una de las tres primeras naciones con los más elevados índices de recuperación. En efecto, políticas sociales, comerciales y económicas soberanas, con el Estado además como eje fundamental, la Argentina se eleva como un “excelente ejemplo” para las economías emergentes decididas a no pagar los costos de una crisis generada por las economías desarrolladas. Ostensible para todos, la “Argentina real” resulta imposible de ocultar: a un informe del FMI que proyecta un crecimiento del PBI del 7,5% para 2010, debemos sumar un segundo y muy interesante informe extranjero del semanario británico liberal The Economist sobre la performance argentina. Sírvase el lector de un análisis de los puntos más significativos del informe aludido, publicado el 14 de octubre pasado y titulado “Producción, Precios y Empleo”. Salvo que se especifique lo contrario, los datos aquí utilizados surgen de una tabla incluida en el periódico británico que describe los siguientes indicadores, aplicados a 58 países (incluye la Eurozona): PBI, actividad industrial, precios al consumidor y desempleo. Las fuentes del diario londinense fueron: Thomson Reuters, el Centro para el Monitoreo de la Economía India, el Banco Central Europeo, la OCDE y los bancos centrales y agencias de estadísticas oficiales de los países relevados.

RECUPERACIÓN Y CRECIMIENTO. El PBI argentino del segundo trimestre de 2010 creció un 11,8% con relación a igual trimestre del año anterior. De los 58 países estudiados, y siempre en relación a 2009, sólo Taiwán (12,5%) y Ucrania (12%) exhibieron un mayor crecimiento del PBI. Es decir, la Argentina experimentó la tercera mejor recuperación económica del mundo. Si se evalúa la tendencia anualizada entre el trimestre medido y el inmediato anterior, el país registra una suba del 12,3%, sólo superada por Chile (18,4%), México (13,5%) y Lituania (13,4%). En relación a las proyecciones del PBI para el 2010, la Unidad de Inteligencia Económica de The Economist (UIE) predice un crecimiento del PBI argentino del 6,8%, que significa la octava posición entre los 58 países. Al respecto, es interesante advertir que junto a Brasil (7,2%) y Perú (7%), el ritmo del crecimiento argentino para este año se ubica más próximo al de las potencias asiáticas China (9,9%), Taiwán (9,2%) e India (8,4%) –los extremos son Singapur (12,2%) y Japón (2,9%)– que de la industria occidental de los Estados Unidos (2,6%) y la Eurozona (1,5%). La Argentina se posiciona como una de las tres naciones con la mejor recuperación económica del mundo (2009-2010), ubicándose entre las ocho primeras con los mejores pronósticos de crecimiento para 2010, cuadruplicando las tasas de los países generadores de la crisis. La robustez del modelo argentino lo coloca a la vanguardia mundial de la recuperación post-crisis.

RECUPERACIÓN DE LA REGIÓN. El crecimiento del PBI argentino del 11,8% interanual es por lejos el más alto de América. Algunos ejemplos: Canadá (3,4%), los Estados Unidos (3%), Perú (9,1%), Brasil (8,8%), México (7,6%), Chile (6,5%), Colombia (4,5%) y Venezuela (-1,9%). Cuando se evalúa la tendencia anualizada entre el trimestre medido y el inmediato anterior, la Argentina –sólo superada por Chile (18,4%) y México (13,5%)– duplica el porcentaje de Brasil y triplica el de Colombia. Al calcular el crecimiento medio del PBI (2010-2011), Brasil se posiciona en el primer lugar con el 5,8%, Perú en el segundo con un 5,7% y la Argentina en el tercero con el 5,4%. No obstante, entre 2008 y 2010 tanto Brasil como Perú registraron una mayor desaceleración económica que la Argentina, así como menores saldos de cuenta corriente interanuales (el 2%del país frente a Brasil -1,5% y Perú con 0,2%). Sólo la Argentina, Bolivia y Venezuela tendrán saldos de cuenta corriente positivos en 2010 y 2011 (según el World Economic Outlook 2010 del FMI).

PRECIOS Y DESEMPLEO. Los valores más altos en el primer indicador (agosto o septiembre) fueron para Venezuela (28,5%), Ucrania (15,2%), Pakistán (13,2%), Argentina (11,1%), Egipto (10,9%), India (9,9%) y Turquía (9,2%). Llama poderosamente la atención que de los 58 países, sólo en el caso de la Argentina se aclare como cita al pie que “las estimaciones extraoficiales de este indicador son mayores a las oficiales”. La referencia resulta como mínimo extraña, puesto que la tabla se basa en información provista por fuentes oficiales para los 58 países estudiados. Seguro existirán innumerables ejemplos donde las estimaciones no gubernamentales difieran de las oficiales. Oposición hay en todos lados. La diferencia de medición señalada para la Argentina es sumamente arbitraria e improcedente. Poner en tela de juicio a la entidad de estadísticas oficial atenta contra la imagen de ese país y, por supuesto, contra la credibilidad de The Economist. La referencia no se preocupa por definir cuáles son las fuentes extraoficiales, cuáles son sus estimaciones, ni si presentan conflictos de interés (muchas de las consultoras en la Argentina se basan en el IPC de Graciela Bevacqua, la ex Indec que fue desplazada de su cargo por el gobierno y elevada a rango de patriota por la oposición). Además, hay un grosero desliz. La Unidad de Inteligencia Económica de The Economist proyecta para la Argentina un aumento de precios al consumidor del 10,8% para 2010, es decir un 0,3% inferior al estipulado por el Indec (11,1%) pero un 14,2% menor al de Bevacqua. Interrogante: la diferencia entre el diario británico y las consultoras, ¿no debía haber sido también merecedora de una nota aclaratoria?

Más interesante aun resulta el hecho de advertir que en la Argentina el incremento de este indicador (tomando como “oficial” al calculado por la UIE) es similar al de Rusia, India, Turquía, Ucrania, Pakistán, Egipto y Vietnam, países que no sólo presentaron notables incrementos interanuales de sus PBI, sino que se encuentran entre los que exhiben los más elevados crecimientos medios del producto (2010-2011). Es decir, para ciertas naciones parecería existir una ligazón entre su recuperación económica y el incremento de sus precios al consumidor. La proporcionalidad resulta más contundente cuando se observa que todos estos países implementaron fuertes medidas de estímulo a la obra pública, al consumo interno y al aparato productivo, así como también una significativa incorporación de reservas obligatorias en efectivo (India, Turquía y la Argentina). Es justo señalar la fuerte incidencia de los precios de las materias primas sobre el nivel de precios al consumidor, ciertamente una incidencia que en el caso de la Argentina habría sido muy desfavorable de no haberse amortiguado a través de las retenciones a las exportaciones.

Otra característica común a todas estas economías, y que cabepena destacar, reside en las tasas de desempleo registradas. En todos los casos, las tasas se ubican entre leves a moderadas (tomando como parámetro de “moderada a grave” a la economía griega, con un 11,6%, y como “grave” a la española, con el 20,5%).

CONCLUSIONES. Para los aún escépticos de la “Argentina real”, para los aún temerosos de un modelo de desarrollo cimentado en las chimeneas, la proliferación de “cabecitas negras” y la justicia social, nada mejor que conocer y descansar en la muy favorable opinión que organismos internacionales y medios de comunicación primermundistas tienen de la performance económica argentina. Dichas opiniones presentan en realidad una doble trascendencia, puesto que tanto para el FMI como para determinados países industrializados, el modelo argentino constituye un “mal ejemplo” que deben seguir las economías emergentes. Y no sólo un “mal ejemplo”, sino también una “amenaza”. ¿Amenaza para quién? Para la prosperidad del mundo occidental. Dicha argumentación pertenece a un economista gurú del HSBC, StephenH. King (no confundir con el autor de los cuentos de terror). No es casual que King cuente este año con una abultada agenda de entrevistas, las cuales dedica a la presentación de su último libro: Perdiendo el control. Las amenazas emergentes contra la prosperidad occidental. Este libro sintetiza la preocupación del establishment especulador anglo-franco-germano y, por tanto, explica las renovadas presiones de los organismos internacionales hacia la Argentina. El libro despierta dos reflexiones: la magra recuperación, el estancamiento o retroceso exhibidos por la Europa occidental y los Estados Unidos: ¿acaso no están emparentados con la decisión de las economías emergentes de la periferia de no pagar los costos ni compartir en absoluto las consecuencias de una crisis ajena, generada justamente por los centros industriales de Occidente? ¿Es nuestra prosperidad, como aduce King, la causa de la contra-prosperidad del Primer Mundo? Como sea, la política económica soberana implementada por la Argentina, su sustentable modelo de desarrollo, posicionan al país a la vanguardia de la recuperación mundial. Y aquí el gran y único mensaje: vivir, crecer y desarrollarse en base a las propias capacidades y al esfuerzo colectivo y recíprocamente solidario no sólo es posible, sino también necesario.

viernes, 15 de octubre de 2010

Una pesadilla: el gabinete del Sr. Cobos

Por Mempo Giardinelli

De regreso de Frankfurt, en el vuelo, una pesadilla me dejó un horrible sabor de boca. Y si ahora debo compartirla con los lectores es porque ayer mismo la realidad me hizo pensar que podía suceder. Imagínense: ¿Qué sería de este país si por azares del destino el Sr. Julio Cleto Cobos deviniera presidente de la República?

No tiene sentido conjeturar razones para semejante advenimiento, siendo que toda especulación sería ofensiva e inoportuna. Porque tenemos una Presidenta en ejercicio, que conduce esta nación con todos los atributos de la Constitución y la democracia. Y gusten más o gusten menos su estilo y sus decisiones, su figura es incuestionable.

Sin embargo, en mi sueño, y no sé por qué extraña razón (esos enigmas son “naturales” en el mundo onírico), de pronto asumía la primera magistratura el Sr. Cobos, ruidosamente celebrado por no pocos cretinos, resentidos o confundidos, y por muchas almas inocentes pero con poco cerebro, de esas que en la Argentina siempre se quejan a destiempo, no saben de qué se quejan o se encolumnan detrás de oportunos quejosos profesionales.

Tras mucho dudar acerca de la conveniencia de escribir o no este texto de ciencia ficción política, aquí les cuento el escenario que vislumbré a diez mil metros de altura.

El actual vicepresidente asumía el cargo aplaudido por la horda de odiadores que pulula hoy en los medios hegemónicos. Sólo unos pocos desubicados recordábamos, inútilmente, que el hombre llegaba como producto del más grave error político del Sr. Néstor Kirchner, pero eso ya no tenía importancia. Lo que sí la tenía era que en el sueño el Sr. Cobos se rodeaba de los más competentes, lúcidos, éticos y patrióticos políticos de este país.

Su ministro del Interior era el señor Eduardo Duhalde y en Economía hacían cola para ser designados los señores López Murphy, Broda, Redrado e incluso el siempre disponible Sr. Domingo Cavallo. Todos ellos decididos a cancelar rápidamente y por decreto el 82 por ciento móvil. También, y con la misma velocidad, se restablecían las AFJP, se anulaban completa y absolutamente la ley de medios y la de Matrimonio Igualitario, y por supuesto se eliminaban todas las retenciones agropecuarias.

El crecimiento económico autónomo que la Argentina viene teniendo era detenido abruptamente gracias al asesoramiento del FMI, benemérita institución que nuevamente se constituía en monitora de nuestro destino. Concomitantemente se amputaba la inversión educativa, se reducían los salarios en un 13 por ciento y los maestros volvían a cobrar 300 pesos mensuales.

Obviamente se iba al demonio la política de Defensa que ha democratizado a las Fuerzas Armadas, y eso por decisión del nuevo ministro, no recuerdo si el inagotable Sr. Jaunarena o Rosendo Fraga. Lo seguro es que se terminaban las políticas de derechos humanos, y las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo comenzaban a ser vituperadas nuevamente, algunas perseguidas o encarceladas. La ex ESMA era puesta en manos de la señora Cecilia Pando y sus amigos, que preparaban la “restauración a sus mandos naturales”. Y como el Ministerio de Justicia quedaba a cargo de un jurista radical, se disponía la rápida suspensión de todos los juicios por la Verdad, y se amnistiaba a los dictadores Videla, Bussi y Menéndez por razones humanitarias.

La Memoria pasaba a ser una mala palabra, porque todos estaban “hartos” de ella, siguiendo los nuevos postulados del señor Lanata y otros ilustres comunicadores.

El gabinete del Sr. Cobos se completaba con gente inmediatamente aprobada por los diarios La Nación y Clarín, y ocupaban sus puestos la Sra. Beatriz Sarlo en la Secretaría de Cultura de la Nación y Abel Posse en Educación o en Relaciones Exteriores (eso faltaba definirlo porque también eran candidatas a esos puestos las señoras Elisa Carrió y Patricia Bullrich). El voto definidor lo iba a tener el cardenal Bergoglio.

El Ministerio de Agricultura era disputado por los señores Biolcatti, Llambías, Buzzi y el refinado dirigente entrerriano señor De Angelis. En otros puestos Cobos designaba a gente de ética acrisolada como los señores Duhalde, Macri y De Narváez, todos asesorados por el Sr. Luis Barrionuevo. Y el Canal 7 acababa su prédica disolvente con el arribo de Nelson Castro a la dirección, secundado en el directorio por inobjetales demócratas como Mariano Grondona, Mirtha Legrand, Susana Giménez, Eduardo Van der Koy y Joaquín Morales Solá.

Claro que de inmediato en alguna plaza se manifestaban los señores D’Elía, Pérsico y Hebe de Bonafini, pero los piquetes que organizaban eran brutalmente reprimidos, mientras dirigentes sociales como Pino Solanas o Víctor de Gennaro balbuceaban tardías autocríticas. En cuanto a la izquierda y el troskismo, inexorablemente se subdividían en ortodoxos y traidores.

¿Exagero? Ojalá. ¿Que este texto es apocaliptico? Sí, pero tanto como la realidad argentina sabe y puede serlo.

Desperté horrorizado. No soy amigo de la Presidenta, pero si la veo le voy a rogar que viaje menos. Que se cuide más. Que vele por su salud. Y que prevea formas de preservación del rumbo que hoy tiene la Argentina. Porque sin dejar de reconocer las muchas desprolijidades y acciones reprochables de su gobierno –que tanto me fastidia a veces y al que a muchos como yo nos resulta tan difícil defender– hay un rumbo diferente en estos años, una esperanza que esta maldita pesadilla vino a empañar. Porque si acaso la República pasara a ser gobernada por un muerto político como el vicepresidente, de flaca dignidad y viscosa ideología, a mí me corre un frío por la espalda de sólo imaginarlo.

jueves, 14 de octubre de 2010

"Cada política que se hacía en nombre de los poderosos y para los poderosos la pagó el pueblo, nunca la pagaron los dirigentes "


... "cuando hoy leía en algún diario que se había sancionado un 82 por ciento móvil para los jubilados, no, eso no es una ley de 82 por ciento móvil, eso es una ley de quiebra del Estado y estafa a los jubilados, como lo han hecho ya en otras oportunidades.
Si este Gobierno que desde el año 2003 a la fecha ha otorgado más de 18 aumentos a jubilaciones que venían congeladas del año ´97, si este Gobierno recuperó la administración de los recursos del Estado en manos de las AFJP, si este Gobierno incorporó más de 2.300.000 jubilados, fundamentalmente mujeres que estaban dejadas de lado y no tenían ningún tipo de cobertura ni obra social; si este Gobierno que sancionó una movilidad, un aumento obligatorio dos veces al año a nuestros jubilados que ha permitido en menos de un año y medio casi un 50 por ciento de aumento de los haberes, si este Gobierno pudiera hacer eso, ni siquiera daría el 82, seguramente daría el 100.

¿Pero quiénes son los que dicen que le dan eso? Los que siendo gobierno, Alianza año 1999, no estaba solamente un partido, había varios partidos, no quiero ni nombrarlos, todos los conocen y muchos de los dirigentes que ayer hablaban fueron los que participaron como funcionarios o sentados en las bancas del descuento del 13 por ciento a todos los jubilados y a todos los empleados públicos estatales.

¿Quién puede creer en ellos? Son los mismos que en algún momento con un ministro breve, muy breve, porque no duró más de una semana, propusieron para solucionar el problema económico de los argentinos reducir el presupuesto de las universidades. Es el ministro que terminó siendo echado por la Franja Morada si mal no recuerdo, y por su propia ineptitud fundamentalmente.

El mismo gobierno que se endeudó de una manera atroz con megacanjes, más de 40.000 millones de dólares, y además otros gobiernos que también habían decretado el default, y todo lo estamos pagando en este Gobierno que no se endeudó nunca y que ha desendeudado como nunca y como nadie al país.
Esos gobiernos que tuvieron que retirarse dos veces por ineptitud manifiesta para gestionar el Estado. La última vez lo hicieron además trágicamente, con más de 30 muertos en las calles de la República Argentina; algún otro también en un puente tiene alguna deuda que saldar todavía con todos los argentinos.
Esos dicen que quieren cubrir a nuestros jubilados y digo yo: ¿por qué votaron en contra entonces cuando recuperamos los recursos de los trabajadores de las AFJP? ¿Por qué votaron en contra de la movilidad jubilatoria? ¿Por qué quieren ahora en una cláusula -la verdad que yo me enteré ayer- sancionada, donde el fondo de garantía de la ANSES, ese fondo que conforman los paquetes accionarios de muchísimas empresas argentinas que además son la garantía, títulos, dinero que va a permitir que los jubilados puedan seguir cobrando dos aumentos todos los años, ahora están diciendo que tenemos que venderlo en 30 días? Son los mismos que votaron en contra de que los monopolios mediáticos desinvirtieran en un año, para los monopolios un año es poco, para los jubilados 30 días y a remate público con acciones y con el fondo de garantía. Díganme amigos si realmente no es una ley de quiebra y estafa a los jubilados.

Ahí andan con declaraciones diciendo bueno, vamos a ver cómo se financia, alcanzaría para el año 2011; querido, los jubilados van a estar en el 2011, 13, 14, 15. ¡Cuánta ineptitud! Y quieren ser gobierno, quieren volver a ser gobierno, la verdad es que corre escalofrío por la espalda de tan sólo pensar que tuvieran la responsabilidad de tu sueldo y de tu vida otra vez, Dios nos libre a todos los argentinos, Dios nos libre.
De lo otro, será que las mujeres, yo no por suerte pero algunas compañeras de género tienen la desgracia de ser traicionadas, yo por suerte nunca fui traicionada, pero tenemos un componente genético que nos prepara para cosas que por ahí los hombres no están tan preparados y por eso asimilo mejor algunas traiciones. Andresito habló de una palabra, usurpador, yo diría ocupa, porque alguien ocupa un rol pero lo importante no es ocupar un rol, yo puedo ocupar el cargo de presidenta pero tengo que ejercerlo y ejercerlo de acuerdo a como manda la Constitución y a como votó la sociedad, si yo no ejerciera este cargo de acuerdo a la Constitución y a los votos que me dieron la legitimidad de un programa de gobierno, sería una presidenta ocupa. Bueno, tenemos vicepresidente ocupa, pero no importa, somos tan respetuosos de la legalidad y la Constitución, que quede allí hasta el 10 de diciembre cuando finaliza su mandato, que no se piense que nadie va a pedirle la renuncia, al contrario, mirá que respetuosos que somos.

La verdad que esto que vive la República Argentina, de una fórmula integrada por un presidente oficialista y un vicepresidente opositor y uno de los jefes, porque tiene varios jefes la oposición -este es otro de los problemas que hay en la Argentina también- la verdad es que nunca se vio en la historia, nunca se vio en ninguna parte del mundo. . Pero no importa, miren, con todo lo que ha pasado desde que me tocó asumir como Presidenta, y discúlpenme, yo no puedo soslayar mi condición de género, porque la verdad que nunca a nadie le pasaron tantas cosas, todo, nada ha dejado de pasar, los momentos más graves y difíciles de un país, cuatro meses con rutas cortadas y ni un solo gesto de represión por parte del gobierno, ni uno solo. Los mismos medios que hoy agitan y ponen micrófonos cuando hay algún corte de calle, que no comparto, ¿pero por qué no le ponían micrófono a los ciudadanos o a los camioneros cuando no podían pasar por las rutas durante cuatro meses y se produjo el desabastecimiento del país más formidable que se recuerde? Porque en realidad son empresas con intereses económicos y también políticos. Esto es bueno sacarlo a la luz, charlarlo y debatirlo. A mí me encanta, ¿saben lo que más me gusta de mi gobierno, además de haber sido un gobierno de restituir y devolver derechos? Que se empezaron a discutir cosas y salieron cosas a la luz que nunca se habían puesto en discusión desde el golpe del 24 de marzo de 1976.
La verdad que me siento muy orgullosa, me siento parte de un gobierno profundamente democrático, democrático en serio porque pone en discusión frente a la sociedad su conflictividad y los intereses poderosos que se mueven en un país para frenar el cambio, para frenar las conquistas, para despojarnos de derechos.

Y luego también esto que nos está pasando, que nos pasó con las reservas, con la crisis mundial, ahí no tienen nada que ver los de adentro, nos vino de afuera, pero me la tuve que bancar y nos la tuvimos que bancar todos igual. De todos modos fíjense: 9% de crecimiento de la actividad económica en los últimos 12 meses, reservas como nunca en el país. Este es el país que estamos construyendo pese no sólo a los palos, a los palos, a las piedras, a los golpes, porque la verdad lo único que falta es que me dejen morado un ojo y aparecer como Florencia Peña en esos carteles de violencia familiar. Yo podría tal vez, aunque es muy dramático lo de la violencia familiar, pero cuánta violencia institucional, porque muchas veces yo siento como Presidenta que la violencia sobre la institución del Poder Ejecutivo se hace también desde las otras instituciones y lo que es más terrible en nombre de la defensa de la democracia y de la Constitución.

Realmente cuando uno ve cosas como las de anoche, donde todo el mundo sabe que sería la quiebra del Estado y que no puede explicar nadie sensatamente con los números en la mano cómo financiar cosas, cuando se escucha que para qué les dan netbooks a los chicos en las escuelas públicas, cuando también escuchamos alguna vez algo que fue cuidadosamente omitido por los grandes medios, que otro senador de la oposición hablaba de que la Asignación Universal por Hijo servía a los drogadictos y a no sé qué otra cosa más, hasta estas cosas llegaron a decir, a veces siento realmente que no es ya una cosa ni siquiera contra el gobierno, están decididamente en contra del país, contra los intereses de la Argentina. Cuando los escucho defender al Fondo Monetario Internacional, a dudar de lo que hacemos en Malvinas, en fin, uno siente ¿qué pasa con esta gente? Pero si se creen que me van a hacer flaquear, si se creen que me van a amilanar, a achicar, que se olviden, que se olviden. Cada cosa que le hacen al país, cada intento de quebrar al país, cada intento de volver a un pasado que hizo sufrir mucho a los argentinos, porque hemos sufrido mucho, y no hemos sufrido los dirigentes, vamos a hablar también clarito de una buena vez por todas en la Argentina: los que tenían responsabilidades institucionales como oficialistas o como opositores ninguno se fundió, ninguno tuvo que irse del país, ninguno se quedó con hambre, el que se quedó con hambre fue el pueblo, a los que le tomaron los ahorros fue a poderosos sectores de la clase media, los que no tenían que darles de comer a sus hijos fueron los pobres y la clase media también que se empobreció. Entonces hablemos clarito, cada crisis que han provocado con políticas subordinadas a lo que venía de afuera, cada política que se hacía en nombre de los poderosos y para los poderosos la pagó el pueblo, nunca la pagaron los dirigentes ni los partidos políticos, las pagó el pueblo.

Por eso estoy acá, para que nunca más vuelva a pasar esto, para darles la certeza de que esta Presidenta va a actuar con toda la responsabilidad que lo ha hecho siempre, con la misma responsabilidad que decidió en diciembre del año pasado frente a la crisis internacional que teníamos que dar certeza al mundo de que íbamos a pagar para que no nos hicieran operaciones financieras y atacaran las posiciones financieras de la Argentina. Por eso decidí lo de las reservas y por eso tuve razón, ahí está el resultado, allá están los que se oponían, son los mismos de la ley de quiebra y estafa a los jubilados, son siempre los mismos actores, siempre la misma historia que ya, afortunadamente, si ayer fue tragedia -como dice una persona que no voy a nombrar porque si no La Nación me va a sacar una editorial- lo que primero viene como tragedia después viene como comedia y esto de ayer realmente es una gran comedia montada por grandes farsantes y grandes comediantes de la escena nacional."

miércoles, 6 de octubre de 2010

martes, 5 de octubre de 2010

La Cerealera Bunge habría evadido impuestos a las Ganancias por $ 1200 millones. Increíble, cuanto más ganan más evaden.

Por Mariano Beristain
Luego de una decena de allanamientos en dependencias de la multinacional, una alta fuente del organismo confirmó que la principal aceitera del país utilizó una triangulación nociva para evitar el pago correspondiente a tres años de Ganancias.

Una altísima fuente de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) confirmó ayer que la principal aceitera del país, Bunge Argentina, realizó “maniobras fiscales nocivas” para evadir el pago del Impuesto a las Ganancias por una cifra superior a los $ 1200 millones.
Las autoridades aseguraron que se trata del mayor caso de evasión impositiva de la historia del organismo, en 1997, cuya resolución ahora quedará en manos de la Justicia.
Bunge Argentina, según se desprende de las pericias fiscales y contables, creó una oficina “fantasma” en Uruguay que le sirvió como pantalla para justificar su decisión de dejar de pagar Impuesto a las Ganancias a partir del 2007.
A esta conclusión arribaron los expertos de la AFIP gracias a una investigación de más de 18 meses, que tuvo su epílogo hace diez días, luego de una decena de allanamientos que se llevaron a cabo en dependencias de la corporación Bunge Argentina.
La empresa se negó a mostrar la documentación que le reclamó el organismo para deslindar responsabilidades y probar su inocencia.
“La maniobra de Bunge Argentina apuntó a evitar el pago del impuesto a las Ganancias en la Argentina. No hay caso de evasión impositiva más grande del que se ha detectado ahora”, aseguró una fuente indiscutible de la AFIP.
El trabajo de los sabuesos comenzó en 2007, cuando Bunge Argentina dejó de pagar Ganancias, pese a que ese año su nivel de facturación fue superior al del año fiscal 2006, cuando debió desembolsar al fisco $ 350 millones por ese impuesto.
Bunge tampoco pagó un solo peso de Ganancias en el año fiscal 2008 y en 2009, períodos en que el nivel de facturación creció o se mantuvo relativamente estable y en el que la rentabilidad siguió el mismo camino.
La cifra de $ 1200 millones que reclama en Tribunales la AFIP es aproximada y surge de los pagos de Ganancias que la empresa no hizo durante los tres últimos años fiscales. De hecho, el organismo contabilizó que la cerealera evadió $ 420 millones en el 2007, pero aún resta determinar con precisión la deuda del bienio posterior.
Los especialistas de la AFIP trabajaron durante los últimos tres años cruzando datos con otros organismos públicos, como el Banco Central, y viajaron a Montevideo, donde constataron que Bunge Argentina sólo hizo una operación de importación por unos U$S 180 con la que adquirió vestimenta para los empleados.
“La facturación al Uruguay es una pantalla para socavar la base del Impuesto a las Ganancias, que corresponde pagar en la Argentina”, ratificaron fuentes del organismo.
La operación involucró a 500 funcionarios de la AFIP y a efectivos policiales y de la Gendarmería que encontraron documentación probatoria, la cual permitió determinar que Bunge Argentina utilizó como pantalla a esta oficina uruguaya para evadir el pago del impuesto.
“El 100% de los productos exportados por Bunge Argentina y el 98% del proceso productivo se realizan en el país, pero Bunge no paga Ganancias en la Argentina y tampoco lo hace en Uruguay”, explicaron en la AFIP.
Cereales, minería y pesca son los principales sectores que Ricardo Echegaray, titular de la AFIP, ha involucrado en “maniobras de triangulación nocivas”.
El organismo ha identificado diferencias apreciables entre los destinos reales de las mercaderías y los destinos donde se facturan, un mecanismo que muchas empresas utilizan para evadir o eludir impuestos (ver recuadro).
En los dos últimos meses, el ente fiscal ha presentado un informe semanal en que refleja por sector económico la evolución de la facturación, el nivel de rentabilidad y el pago del Impuesto a las Ganancias, sin identificar los nombres de las empresas. En algunos casos, como el avícola, las firmas reconocieron en el 100% de los casos las diferencias impositivas y se avinieron a un acuerdo para evitar que el expediente llegue a los tribunales. Lo mismo ocurrió en el caso de la industria automotriz y la molinera, que admitieron hasta un 38% de diferencias. “Lo que hacemos con las reuniones es decirle a los sectores: ‘Miren, señores, hemos analizado sus declaraciones juradas del año 2009. Si ustedes se basan en las declaraciones del año pasado para realizar sus anticipos de 2010 sepan que están siendo motivo de investigación’”, aseguraron en la AFIP.
Sin embargo, las autoridades de Bunge Argentina, no sólo desconocen la existencia de diferencias, sino que aseguran que su filial uruguaya no es fantasma, pues tiene capacidad operativa y logística. Ahora, el último y más importante round entre el Estado argentino y la filial argentina de la multinacional Bunge se dirimirá en los estrados judiciales. “No hay caso de evasión impositiva más grande que el que hemos detectado ahora, con elementos fuertes. Hay que ver qué va a fallar la justicia, lo que sí sabemos es que el traje a raya no lo pone el Ejecutivo como organización del Estado, sino el Poder Judicial”, concluyó la AFIP.

lunes, 4 de octubre de 2010

Argentina, cultura en movimiento.


La Feria del Libro de Frankfurt, Alemania, constituye el mayor encuentro de su tipo en el mundo. Su historia se remonta al siglo XV, cuando Johannes Gutenberg inventó la imprenta a pocos kilómetros de dicha ciudad. A diferencia de la Feria del Libro de Buenos Aires, la de Frankfurt está destinada fundamentalmente a editores, agentes literarios y otros actores de la industria editorial. El público en general accede a la Feria los dos últimos días del total de seis que permanece abierta.

Anualmente asisten a la Feria más de 250.000 personas, de las cuales alrededor de 150.000 son miembros de la industria editorial y cerca de 12.000, periodistas de más de 90 países. Cada año la Feria invita a un país a participar como huésped honorario en virtud de su historia literaria y su caudal cultural. El país “Invitado de Honor” tiene la oportunidad de presentar su potencial editorial y literario, incluyendo además de sus letras, diferentes expresiones culturales, artísticas y científicas, así como sus riquezas naturales y su oferta industrial, comercial, turística y deportiva.

Argentina ha sido elegida como “País Invitado de Honor” para la edición del año 2010 de la Feria -6 al 10 de octubre-, coincidiendo con la celebración del Bicentenario de la Revolución de Mayo.

sábado, 2 de octubre de 2010

Participación


Por Sandra Russo

En medio de la estupefacción por el golpe finalmente abortado en Ecuador, cuando el desenlace era todavía incierto y lo vi asomarse a Correa por ese balcón del hospital, aflojándose nerviosamente el nudo de la corbata y gritando desencajado “¡Aquí tienen al presidente! ¡Mátenmme!”, se me cruzó por la cabeza un helicóptero.

La asociación vino porque al principio la situación era ésta: amotinamiento y sedición policial, e inmediatos saqueos a bancos y comercios, para reforzar la justificación de nuevas autoridades. El restablecimiento del orden es la justificación por excelencia de cualquier golpe de Estado. En 2001 vimos un helicóptero abandonar la Rosada, mientras recién se empezaban a contar los muertos civiles sobre los que cargó la policía.

Las circunstancias han cambiado mucho. Tanto como el trecho político y moral que se puede trazar entre figuras como Rafael Correa y Fernando de la Rúa, y la forma de hacer política que los dos representan.

En Ecuador hubo una hilacha de los ’70, con una fuerza de seguridad desacatando la Constitución, ejerciendo violencia física contra el presidente, y una hilacha de estos nuevos golpes blancos, que ya no engañan a nadie: la oposición ecuatoriana que salió a “defender la democracia” instando a Correa a pactar el veto de la ley del escándalo para finalizar su secuestro es claramente golpista. Todos los que excusándose en el presunto y siempre cacareado “populismo autoritario” de Correa usaron esas horas terribles para “comprender” la actitud policial y sugerir promesas de amnistía o llamado a elecciones son golpistas. Los medios de comunicación privados que se replegaron para desinformar sobre la situación del presidente y volcaron sus coberturas a los saqueos son golpistas.

En la resistencia de Correa, en su decisión de amparar su gobierno con su vida, uno puede leer tantas cosas... Esta región es fuerte, está acechada pero es fuerte. Y tiene hoy más que nunca razón Correa cuando se aferra a la alegría como eje de una enorme voluntad colectiva de cambio. Hemos presenciado cómo se movilizaron, cómo pusieron alma y cuerpos esos sectores que defienden el modelo ecuatoriano, de la misma manera que lo hicieron y lo siguen haciendo los que repelieron el golpe en Honduras.

Las derechas y las izquierdas ya elaboran teorías sobre la “capitalización” por parte de Correa de la agresión vivida. Siguen girando en falso, sin tomar al toro por los cuernos, los que en lugar de debatir política se dedican a rellenar los casilleros del formulario que les han bajado: tenemos gobiernos que no respetan la institucionalidad y en consecuencia hay que voltearlos. La paradoja del golpista moderno. Una ideíta casi de marketing que los grandes medios regionales se ocupan de reforzar junto a las dirigencias tradicionales.

Pero lo bananero caducó. Es otra estirpe de presidentes la que nos toca. Pocas cosas me impresionaron más en la madrugada del sábado que escuchar a Alan García, que había resuelto con el colombiano Juan Manuel Santos cortar relaciones comerciales con Ecuador hasta que el poder no le fuera restituido a Correa.

“Aahhh, las cosas que inventan de Lula...”, dijo Lula da Silva en una conferencia de prensa. Me llamó la atención el tono, el “aahhh” como una queja, un lamento. Un tono visceral. Protestaba contra los grandes medios de Brasil. Esta semana también, en este diario, Eric Nepomuceno daba una semblanza sobre el comportamiento brutal que han tenido los grandes medios brasileños, difundiendo toda clase de denuncias sin chequear nada, mintiendo.

Las mentiras de los grandes medios están convirtiéndose en el principal ariete de las derechas para limar gobiernos democráticos. En Ecuador, los medios privados, ante el arribo de una nueva ley de medios, conspiran con los golpistas. Colaboraron para desinformar a las fuerzas policiales. Colaboraron abandonando las coberturas. Colaboraron por acción y omisión.

La “libertad de expresión” que reclaman los grandes medios y por la que tienen representantes legislativos, ¿incluye la alteración de hechos, la tergiversación de declaraciones textuales, la deformación ex profeso de los acontecimientos? Seguimos condenados a esa indefensión, porque la desinformación ostensible y maliciosa es indefensión.

En el patio trasero la rienda estuvo siempre tirante. Los excesos de los ’70 fueron sucedidos por la complacencia de los ’90. Hace medio siglo que en la región no surgían gobiernos fuertes y populares. No es nada casual que la mención de un gobierno fuerte y popular lleve inmediatamente a la idea de populismo autoritario. Como si hubiera que renunciar de antemano a la idea de un gobierno fuerte y popular, porque de eso no se puede esperar más que ese cliché. Uno se pregunta entonces cómo puede hacer un gobierno para ser popular, si no es fuerte.

Este es el punto en el que se cruzan todos los vientos. Es el prejuicio que se levanta como bandera solapada. Es aquello que se quiere disolver bañándolo en un sentido negativo. Y es, por otra parte, ya no un motivo, sino una causa por la que estas democracias buscan, con todo su derecho, ser participativas