martes, 7 de abril de 2009

"Simplemente queremos terminar con el castigo de ser pobres en la Argentina"


..."Yo creo que uno de los logros más importante que tiene este proyecto que comenzó en el año 2003 es concebir al país como un todo. Será porque vos te sentías olvidado en La Rioja, como todos ustedes también, pero te digo que el olvido que también teníamos en la Patagonia no era menor, con mucho viento, con mucho frío, con mucha menos densidad poblacional. Y también con muchas veces la soledad que te dan la inmensidad, la distancia tan terrible, y la baja densidad poblacional. Entonces entiendo tan bien el reclamo del país profundo, de ese que se ha sentido olvidado, porque el país durante 200 años ha sido pensado en función de la ciudad puerto, todo para aquí. Vos fijate que no solamente las líneas férreas, no solamente los propios vuelos de los aviones que confluyen en Buenos Aires, entonces resulta que para irte a Neuquén desde Río Gallegos tenías que venir primero a la Capital y de aquí partir para Neuquén; lo mismo pasaba con todo lo que era la línea de alta y media tensión; recién ahora estamos tendiendo El Chocón para la región de Cuyo, para la región de Mendoza y San Juan. Era un país pensado en la cabeza de Goliat, como dijo algún intelectual argentino, en la ciudad puerto, que absorbía las riquezas de todo el país, que subsidiaba a esa ciudad puerto. Obviamente una geografía, un entramado que no es solamente económico sino que también es cultural, no es tan fácil desmontarlo. Hay que hacer un gran esfuerzo todos los argentinos, inclusive los que han tenido la suerte de vivir aquí en la ciudad puerto y contar con todos los servicios y todas las facilidades, porque un modelo así no es sustentable. Uno lo puede ver en el mundo, absolutamente todas las sociedades que han alcanzado un gran desarrollo económico lo han hecho también con un desarrollo equilibrado económica y socialmente, en todo el territorio. Desarrollo económico han hecho también con un desarrollo equilibrado económica y socialmente en todo el territorio.
No hay país de los denominados grandes al que uno vaya y vea que la Capital es lo más grande que hay o dos o tres ciudades y el resto fluctúa. Al contrario, la grandeza se caracteriza precisamente por lograr un desarrollo armónico y lo mismo que pasa en esos países con las provincias o con los estados o con las regiones, pasa también con la propia sociedad. Por eso, yo machaco tanto con el tema de la distribución del ingreso en materia social y geográfica, porque hace al crecimiento, al desarrollo y a la sustentabilidad.
Tenga certeza, señor Gobernador y todos ustedes riojanos y riojanas, que este Gobierno, que ha hecho de la generación del trabajo, de la industrialización, de que los argentinos puedan contar con trabajo que no dependa del sector público, sino que realmente sea precisamente trabajo generado en el sector privado, no va a adoptar ninguna medida que deje a un solo argentino sin trabajo.

El anterior presidente ni esta Presidenta hemos venido a quitarle el trabajo a los argentinos; al contrario, hemos hecho lo imposible y muchas veces también somos muy atacados en lo que hace al modelo político. Tal vez a alguno le gustaría que hubiera menos desarrollo industrial, porque cuando hay menos desarrollo industrial hay menos oportunidades de trabajo y cuando la gente tiene menos oportunidades de trabajo suele trabajar por salarios de hambre o por poca cosa y, entonces, se achican los costos, costos que algunos ven como eso, como un costo cuando yo creo que, en realidad, cuando uno tiene trabajadores que ganan un buen salario y que multiplican el mercado interno y el consumo, finalmente todos terminan ganando.
Esto es lo que nos ha pasado y hemos podido comprobar en esta crisis internacional que, precisamente, la solidez y la magnitud del mercado interno es lo que nos está ayudando a hacerle el aguante a la crisis internacional.

Por eso, tengan la certeza que vamos a seguir en el mismo camino. Eso sí, exigiéndole a nuestros empresarios que califiquen el trabajo, que califiquen la inversión, que califiquen el agregado de valor para que realmente el esfuerzo fiscal que puede hacer un país, sea multiplicador de la riqueza de los puestos de trabajo y, entonces sí, no visualizarlo como un costo fiscal sino como una inversión que hace el país para que puedan desarrollarse productiva y equitativamente todas las regiones.
Por eso, les estamos exigiendo a todos los empresarios, cuando firmamos acuerdos y convenios, la conservación de los puestos de trabajo como uno de los ejes centrales en la preservación de lo más importante que puede tener una gestión de gobierno que es asegurar trabajo digno para todos sus habitantes.
No es que queramos castigar a nadie, es simplemente que queremos terminar con el castigo de ser pobre en la Argentina. Eso es con lo que tenemos que acabar."

1 comentario:

Melan dijo...

Grande Cristina todavía! Por supuesto que te vamos a hacer el aguante, yo y millones de argentinos que creemos en el proyecto nacional y popular que Néstor y vos se propusieron. Me enorgullezco de que pertenezcamos a la misma generación. Qué mujeres dio...lo parió! (salvando las obvias distancias por supuesto)