lunes, 28 de septiembre de 2009

"LA LEY DE LA DICTADURA ES UNA VERGÜENZA PARA EL MUNDO"


La Presidenta de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, participó esta tarde del debate de las comisiones del Senado en torno al proyecto de Ley de Servicios Audiovisuales. En su intervención consideró que la actual Ley de Radiodifusión que fue decretada durante la última dictadura militar "es una vergüenza".
"Esta Ley de la dictadura es una vergüenza para el mundo. No nos tenemos que seguir avergonzando. Nos tenemos que sentir orgullosos de que hubo 156 periodistas que prefirieron morir a callarse la boca", dijo.
Ante el auditorio de legisladores que escuchaban atentamente sus palabras señaló que "las Madres hemos vivido y sufrido en carne propia lo que es esta ley que tenemos que sacar y que nos prohibió hablar".
"Cuando nos llevaban a los hijos, los medios que estamos cuestionando decían que eran terroristas y que estaba bien que los torturaran y los mataran. Y los diarios publicaban: muertos en enfrentamientos, cuando nuestros hijos eran fusilados. Una vez yo misma vi los cuerpos de unos jóvenes colgados de árboles mientras los diarios decían que había muerto en enfrentamientos", recordó la Madre de Plaza de Mayo.
Hebe señaló que la Asociación considera que "tiene que salir esta ley que no es de nadie, pero es de todos los que lo hemos vivido en carne propia".
"Si no estás con esta ley y querés la que está es porque estás con la dictadura sangrienta a la que no vamos a olvidar ni vamos a perdonar", agregó.
Entre otras cosas, Hebe denunció que cuando "secuestraron a tres de nuestras integrantes durante los años de la dictadura, no salió nada en los diarios, y ni les cuento la televisión".
"Todos tenemos derecho a tener un medio, pero por cada diario debe haber diez de los otros o veinte o treinta o cuarenta", y concluyó diciendo: "nuestros hijos nos enseñaron a defender la libertad y aquí estoy para eso".

1 comentario:

Martín (Latino) dijo...

Cheeee... no recordaba que tenías blog(s) propio(s).

Vos sabés que, pienso en la nota y me pregunto como llegaron a demonizar a una mina como Hebe a la que le destruyeron la familia un grupo de dementes genocidas y que, guste o no, viene realizando una lucha sin cesar desde hace muchos muchos años. Lo que pueden los medios es increíble.

Salutes.