miércoles, 17 de junio de 2009

Cierre del Núcleo del Reactor Nuclear de Atucha II


Dijo Cristina:
"Hoy le hemos puesto la tapa a ese modelo que durante tantos años condenó a la desocupación y al atraso de los argentinos; 5.200 trabajadores vienen desde distintas partes del Conurbano, de aquí de Lima también, de Zárate, en fin, de todos lados para contribuir al crecimiento y para diversificar nuestra matriz energética.
Me decía el titular de la empresa que para cargar diariamente este reactor, necesita una carga de uranio que entra en el baúl de una camioneta. En cambio, si fuera una turbina de carbón, necesitaríamos 12 millones de kilos diarios para poderla hacer funcionar. Esto significa la importancia de seguir incorporando a nuestra matriz energética la energía nuclear. Y tenemos que ir por más, tenemos que ir por Atucha III y por el CAREM. Atucha III en donde tendremos que seguir incorporando tecnología extranjera. Pero créanme, mi gran ilusión, mi gran sueño es que con el CAREM podamos producir el Reactor Nuclear Argentino y creo sinceramente que lo podemos hacer, porque somos en Latinoamérica los que mayores experiencias tenemos en esta materia.
Pero además de dar trabajo a cientos de argentinos, a miles de argentinos, además de generar energía por más de 690 megavatios e incorporar tecnología, estamos modelando un país diferente, argentinos y argentinas; un país donde el trabajo, la producción, la recuperación de la dignidad son los ejes fundamentales que hemos puesto en marcha el 25 de mayo del año 2003.
Hay algunos que quieren volver al pasado y andan diciendo por ahí que volverían a reprivatizar Aerolíneas Argentinas o volverían a dar las jubilaciones al sector privado. Son los que sueñan con el viejo modelo de los años ´90. ¡Claro! Tal vez obtuvieron muchas rentabilidades y muchas ganancias durante esos años, años en que los argentinos quedaban sin trabajo, sin posibilidades de progreso, de estudio, de vivir una vida diferente.
Pero aquí estamos, pusimos la obra en marcha contra todos los escépticos, contra los que no creían, porque tenemos la voluntad y la convicción de construir un país diferente. Y hoy cuando vi a esos hombres y a esa ingeniera de mamelucos blancos que se abrazaban cuando calibraban la tapa que finalmente sellaba ese reactor, sentí que estábamos en el sendero y en el camino correcto del que no nos vamos a apartar, porque estamos convencidos que ese es el camino definitivo de la Argentina.
Por eso, hoy me siento muy orgullosa, no de ser Presidenta, sino de ser argentina, porque hemos vuelto a recuperar la confianza en nosotros mismos, en que somos capaces de vencer los desafíos que se nos ponen adelante, este era un desafío, una obra paralizada durante tantos años y la pusimos en marcha. Estamos ya cumpliendo casi el 95 por ciento de la parte civil y casi el 60 por ciento de la parte electromecánica, y la vamos a finalizar en los plazos convenidos para poder empezar lo otro, y seguir incorporando energía porque vamos a tener más de la que hoy producimos, porque vamos a seguir generando crecimiento y vamos a completar, como ya lo hicimos, el crecimiento más importante de nuestros 200 años de historia.
Ayer ponía en marcha mediante la firma del respectivo decreto, la ley de Promoción de Inversiones. Quiero contarles algo, el año pasado, en el año 2008, batimos un récord histórico. Las empresas argentinas invirtieron 10,1 del Producto Bruto Interno en compra de maquinarias, de hierros para producir; una cifra que no se había alcanzado desde la finalización de la segunda guerra mundial; hierros para producir y generar trabajo para los argentinos. Fue también el año de crecimiento más importante de nuestras exportaciones, de nuestro superávit comercial. Fue también el año más importante en materia de inversión de nuestro Producto Bruto Interno, 23 puntos porcentuales y tenemos que ir por más, porque fue demasiado el tiempo en que no crecíamos en producción, fue demasiado el tiempo en que abandonamos el desafío de la innovación tecnológica, de la investigación, de la producción, fue demasiado el tiempo que perdimos.
Ahora necesitamos recuperarlo redoblando esfuerzos y aunando voluntades. Por eso yo desde aquí, desde esta obra símbolo de la recuperación de la Argentina, desde esta Atucha II convoco a todos los argentinos a seguir en la senda del crecimiento, del trabajo, de la producción, de las convicciones, de que un modelo de país es posible."

2 comentarios:

MONA dijo...

Muy buena nota!!! Digna de leerla y recomendarla ¿sabés quiénes hablaban de este acto ayer? Solamente Radio Nacional... los otros medios, solamente en el informativo, dieron un datito del acto de la presidenta... pero nada más... sin explicar lo que kla Cris hizo con la gente. Nuestra presidenta enseña a quienes estén dispuestos a escuchar, la importancia estratégica de la energía nuclear, y su correlato con otras, las tradicionales... Y lo vincula al desarrollo de nuestro País.
Te mando un abrazo.
Gracias por pasar por mi blog! Acabo de visitar los 2 tuyos!!! Felicitaciones, porque son re buenos.
Mona

Ariel K dijo...

Gracias Mona, tus comentarios ya son parte de este blog, porque expresas con hermosas palabras lo que yo, muchas veces por una cuestión de tiempo, no puedo hacer, así que, serán siempre bienvenidos tus parrafos.
Una vez más, gracias.