lunes, 15 de junio de 2009

Cristina fue ovacionada en la OIT


La presidenta Cristina Fernández de Kirchner aseguró hoy que su visita a Ginebra, donde expuso ante la Organización del Trabajo (OIT), "fue muy positiva" y sostuvo que pese al poco tiempo que estuvo la actividad cumplida fue "sumamente provechosa". La presidenta hizo declaraciones a los periodistas que cubren su visita a Ginebra, donde hoy realizó una fuerte defensa del modelo puesto en marcha en la Argentina desde 2003 y reclamó la presencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en las futuras reuniones del Grupo de los 20 (G-20). Cristina Fernández de Kirchner realizó previamente una fuerte defensa del modelo puesto en marcha en la Argentina desde 2003 y reclamó la presencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en las futuras reuniones del Grupo de los 20 (G-20)."Es imprescindible que la OIT, que es donde están representados los trabajadores y los empresarios, formen parte de las deliberaciones del G-20 porque son los trabajadores y la defensa de los puestos de trabajo las claves para superar esta crisis desatada ante el derrumbe del mundo de la especulación financiera", dijo Cristina ante el plenario de la OIT en el Palacio de las Naciones, en Ginebra.En su discurso la Presidenta explicó ante los sindicalistas y funcionarios de la OIT las claves del modelo iniciado en la Argentina en 2003, al que calificó "más como un modelo político, que económico" y dijo que "se basa en la defensa del nivel de empleo y de la actividad económica y la producción para superar la actual crisis"."En la última reunión del G-20 tuvimos junto con el presidente de Brasil, el presidente Lula, una fuerte discusión con el G-20 cuando se intentó poner en el texto de la declaración final un capítulo destinado a la flexibilización laboral y recuerdo que dijimos que si aparecía eso en el texto nosotros nos retirábamos del organismo", recordó Cristina.De inmediato, indicó que "en la Argentina si alguien me hubiera dicho que como presidenta iba a darle un préstamo a una multinacional norteamericana que, además, casi en la misma semana era estatizada por el primer presidente afroamericano de Estados Unidos, realmente uno diría que se trataba de un delirio total", al aludir al auxilio del gobierno a la empresa General Motors de su planta de General Alvear, en Rosario.Cristina dijo que "esta anécdota refleja en exacta dimensión el cambio que vive el mundo que hoy vivimos y como ha encontrado a la Argentina que el año pasado, 2008, ha completado el ciclo de crecimiento económico más importante de sus últimos 200 años de historia".En ese marco, la Presidenta explicó que "en nuestro modelo el patrón de crecimiento económico desde el 2003 se basó en el trabajo y la producción contra la especulación financiera".Cristina recordó que "en estos seis años la Argentina, que partió con un 25 por ciento de desocupación en el 2003 y apenas 9 mil millones de dólares de reservas en el Banco Central, hoy tiene un 7,3 de desocupación, más de 46 mil millones de dólares de reservas".Ante los representantes del mundo del trabajo, la Presidenta dijo también que "hoy en la Argentina tenemos mas de 1.500 convenios de negociaciones colectivas en marcha y llegamos a que un 43,6 por ciento del PBI participan los trabajadores y estamos cerca de nuestra meta que es el 50 y 50, o el fifty-fifty".Cristina resaltó también la política del gobierno sobre la defensa del trabajo registrado y recordó que "una de las decisiones más importantes de estos últimos años en la Argentina fue la de retomar para el estado los recursos de los trabajadores a partir del manejo de los fondos previsionales".En ese sentido, criticó la privatización de ese sistema "del que gozaban unas pocas empresas que se hacían ricas y lo sufrían todos los argentinos porque lo que se recaudaba tampoco volvía en obras para los argentinos".Cristina señaló que en la Argentina desde 2003 se hizo también una fuerte política de desendeudamiento y precisó que "hace seis años la deuda era del 156 por ciento del PBI y hoy ronda el 49 por ciento de un PBI, que es casi 300 mil millones de dólares superior al de ese entonces, a partir de la apuesta a consolidar un mercado interno fuerte"."Esto, más muchas otras decisiones nos han permitido a los argentinos enfrentar a la globalización de la mejor manera, exportando sus productos con valor agregado que significa generar trabajo para nuestros compatriotas", destacó.Recordó asimismo que se batieron récords de exportaciones en 2008 con 71 mil millones de dólares y subrayó la decisión de la creación de un plan de obra pública y de infraestructura destinado a viviendas, hospitales, caminos y escuelas."Ahí lo veo a Gerardo Martínez, de la UOCRA, actividad que en el 2003 tenia 50 mil cotizantes y hoy llega a medio millón de cotizantes, lo que habla de la importancia de esa decisión de crear obra publica como garantía de empleo", señaló Cristina al aludir a la presencia del líder de los trabajadores de la construcción, presente en la asamblea de la OIT.Al reiterar decisiones adoptadas para enfrentar la crisis económica, Cristina relató ante la OIT la creación de un comité integrado por los ministerios de Trabajo y de la Producción, la AFIP y la ANSES, que "nos permite avanzar en las medidas estructurales y saber como están los trabajadores, el nivel de actividad y además salir en auxilio de alguna empresa que lo necesite o trabajar fuertemente en el programa de empresas recuperadas", explicó.La Presidenta hizo hincapié en que "nuestro modelo hace de la preservación del vínculo laboral una de sus claves principales" y señaló que "lo más valioso es que al trabajador no le llegue el telegrama de despido"."Cuando uno escucha que este año, solamente este año, se han destruido 50 millones de puestos de trabajo, se da cuenta de la necesidad de seguir generando políticas para que eso no ocurra porque de ahí dependen no solo la vida laboral de ese trabajador sino de toda una sociedad, de todo un país", dijo en referencia a la crisis mundial.Cristina subrayó que "en la Argentina en este primer trimestre la desocupación no ha crecido por el robusto mercado interno" y señaló que "eso lo hemos logrado a partir de políticas que apuntaron a mantener la producción y el trabajo con valor agregado".Por último la Presidenta reiteró que "estamos ante la necesidad de que el estado asuma un rol mucho más activo" y recordó que "esta gran crisis se produjo precisamente porque el estado estuvo ausente y no controló a los bancos ni a las capitalizadoras, ni al capital financiero que se terminó autodestruyendo y destruyó a la economía real".

1 comentario:

MONA dijo...

No me extraña que la ovacionen. WEn todas partes donde ha viajado, la aprecian... menos algunos argentinos, que subliman sus frustraciones a través de la difamación.
Ella tiene muy claro cuál es el modelo, y lo expone en cada acto. Es coherente con lo que se propone. Construye un círculo virtuoso que enlaza la mayor actividad económica, el superávit, la mejor recaudación, la mayor inversión pública, la mejor infraestructura para ampliar la competitividad y bajar los costos. Esto realimenta el crecimiento económico, en un marco de equidad en el que la educación, la salud y el acceso a una vida digna se ponen al alcance de todos los argentinos.
Parece simple... pero hay que gestionarlo... Y la presidenta sabe de eso. La OIT lo ha percibido, y por eso la invitan.
Saludos